El Curiosity ve una rata en Marte. ¿Otro caso de pareidolia?