Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Ir abajo

Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Leónidas el Lun Sep 28, 2015 7:07 pm

La mayoría de los occidentales están más que hartos de los inmigrantes musulmanes cuya violenta cultura supremacista basada sobre el honor es incompatible con nuestra cultura de civilidad. Un abismo separa la población de las élites supuestamente progresistas, que se comportan frente al islam y sus huestes como una mujer maltratada que hace todo lo posible para evitar la cólera de su violento marido. Y estas cobardes élites se atreven a acusar de islamofobía a todos aquellos que se niegan a permanecer encerrados en esa relación patólogica o a someterse al síndrome de Estocolmo. En realidad estos “progresistas” son unos cobardes afectados de una verdadera fobia de la crítica al islam: han elegido el apaciguamiento y la sumisión antes que la afirmación de sí mismos. No debemos contar con estos cobardes para defender los logros de nuestra cultura de libre debate.

La cortesía consiste en evitar decir las verdades que puedan sucitar reacciones violentas, el civismo consiste en poder decir esas verdades sin exponerse a la violencia.

Una reciente serie de hechos violentos y luctuosos justifica que la opinión pública de los países europeos se preocupa seriamente del carácter cada vez más agresivo del islam. Ya no es posible seguir ocultando la realidad, a pesar de los esfuerzos del sistema para maquillar los hechos y mantener inamovibles sus políticas de apertura y sumisión al islam.

Citaremos a Soeren Kern, investigador responsable del servicio Relaciones Transatlánticas, en la sede madrileña del “Strategic Studies Group”.

“En estos momentos en que los europeos despiertan a las consecuencias de décadas de inmigración masiva proveniente de países musulmanes, los resultados revelan el abismo que separa los electores de sus dirigentes políticos en el tema de la ideología multicultural, que anima a los inmigrantes musulmanes a permanecer en una segregación voluntaria en lugar de integrarse a su sociedad de acogida. Estos resultados son similares a los de decenas de otros sondeos recientes. Estos proporcionan una abundante prueba empírica que demuestra que el profundo escepticismo hacia la inmigración musulmana no está limitada a una minoría de “extrema derecha”, como lo pretenden muchas veces los militantes del multiculturalismo. Una mayoría de electores provenientes de todo el abanico político expresan ya su inquietud sobre el papel del islam en Europa.”

El abismo al que se refiere el artículo constituye uno de los hechos más preocupantes en la cultura occidental en el transcurso de la última década: por una parte, una élite que controla una gran parte del discurso en el espacio público (periodistas, universitarios, comentadores, políticos tradicionales…) y que teme más ser tachada de islamófoba y de racista que lo que teme a los racistas islamistas, y por otra parte, un población que se hace sermonear sobre la islamofobia y el racismo en cuanto expresa sus preocupaciones sobre el comportamiento de sus vecinos musulmanes.

En las culturas del honor, es legítimo, previsible e incluso deseable, ir hasta el extremo de derramar la sangre para salvar el honor mancillado. La crítica pública es percibida como una afrenta, una ofensa personal insoportable. Así, en esas culturas, las personas se cuidan mucho de parecer “correctas”, y la libertad de prensa es imposible, aun en el caso en que sus leyes proclamen lo contrario. Sin embargo, la modernidad está basada sobre el debate público, sobre la civilidad antes que sobre el deseo de agradar. A la inversa, el islam contemporáneo rechaza vehementemente la autocrítica que exige la modernidad. El espíritu crítico le parece un ataque insoportable hacia el honor de los musulmanes.

De esta manera, la yihad mundial y los profetas apocalípticos que mantienen una retórica genocidaria representan una forma particularmente violenta de entender la sociedad y las relaciones humanas. Los bárbaros crímenes de un salvajismo y crueldad inauditos que cometen a diario los islamistas en los territorios sometidos a su imperio y los atentados casi diarios que vivimos en Occidente, son la manifestación más fiel del carácter intrínseco de una ideología totalitaria y antihumana llamada islam. Ninguna sociedad moderna y civilizada es posible dentro de ese marco. El islam corresponde en lo cultural, lo moral, lo espiritual, a un estado inferior de desarrollo histórico, social y político. El islam significa en los hechos reales un estancamiento en los estratos infimos de las sociedades humanas, que las incapacita para alcanzar ciertas cuotas de civilidad y progreso, haciéndolas inaptas para la modernidad. Las relaciones humanas en toda sociedad regida por los principios islámicos son la mejor prueba de la brutalidad y el primitivismo de esa cosmovisión absolutamente anclada en la oscuridad de las edades anteriores a la verdadera civilización.

La modernidad exige una mayor madurez, la secularización implica un mayor civismo de parte de las religiones y les prohibe el recurso a la fuerza del Estado para imponer sus creencias a los demás. Las comunidades religiosas deben renunciar a su necesidad de demostrar que detentan la verdad por la exposición de signos ostentosos de su superioridad. Esto implica un alto grado de confianza en si mismo y de tolerancia hacia la crítica pública.

Las manifestaciones actuales del resurgimiento islámico tienden a tratar al “otro”, el infiel, con brutalidad. Los peligros y los sufrimientos padecidos por los no musulmanes en las naciones de mayoría musulmana se reproducen de manera casi perfecta en el comportamiento islámico en los enclaves musulmanes en Europa, esas zonas ya fuera del alcance la ley y en otras zonas sometidas al imperio de la sharia donde el derecho ya no se ejerce. En consecuencia, la relación del islam y de los musulmanes con el infiel (literalmente: el que enmascara la verdad) será el gran problema a resolver durante los próximos años, y en el corazón de este problema reside la escasa (o más bien nula) facultad de los musulmanes de tolerar las críticas provenientes de los no musulmanes.

Nosotros, occidentales modernos (y posmodernos), que hemos sido pioneros en establecer las reglas del dominio de uno mismo, nosotros que hemos imaginado y creado esta cultura tan rica, tan abigarrada y sin embargo tan tolerante, estamos en nuestro derecho de exigir que el islam adopte esas reglas, y sobre todo por aquellos que se aprovechan de la cortesía y el civismo de esta sociedad que hemos creado y en la que han encontrado un generoso refugio.

En realidad, porque nos importan esos valores de tolerancia, de libertad y de generosidad hacia el “otro”, nos debemos a nosotros mismos y a los musulmanes que están entre nosotros, imponerles esas reglas. Todo lo demás, incluida la idea fantasiosa de que esto no es un problema, será un suicidio cultural. A pesar de ello, hasta ahora no logramos llevar las cosas bien, sobre todo porque tratamos de eludir el problema. La “sensibilidad exarcerbada” de los musulmanes es proverbial, y una buena parte del discurso público y hasta universitario reconoce tácitamente esta realidad cultural practicando el apaciguamiento.

A lo largo de esta última década la situación se ha degradado sin cesar. La actitud de la izquierda autoproclamada “progresista” (que fue antaño el bastión de las críticas contra los abusos del poder, la misoginia o la beligerancia) se ha mostrado extremadamente pusilánime hacia los musulmanes “hipersensibles”. Continuamente, como cuando el discurso de Benedicto XVI, han intentado impedir que los infieles, que tratan de islamófobos, digan lo más mínimo que pudiera herir los sentimientos de los musulmanes. En efecto, los progresistas se muestran más preocupados de ver a los críticos del islam provocar una erupción de cólera musulmana que de explorar las fuentes de esa violencia islámica. Y estos bienpensantes atacan aquellos que defienden los principios de la democracia arrojándoles el anatema con un tono despreciativo, lo que nunca se atreverían a hacer con los musulmanes.

Para terminar, volvamos al “abismo” que separa el pueblo de las élites. Nuestros periodistas, nuestros maestros pensadores, sienten un temor desmesurado a criticar el islam. Traicionan sin ningún escrúpulo a sus conciudadanos, a todos aquellos que se han enrolado para defender nuestras reglas de vida cívica. No podemos contar con esta banda de cobardes que dominan el espacio público para defender nuestra cultura política moderna, tolerante y liberal.

En la tormenta que se avecina inexorablemente estos “progresistas” desaparecerán de la escena a las primeras ráfagas de viento… y de las otras.

Por Alberto Ramos |...
avatar
Leónidas
CybernatuaExcelente
CybernatuaExcelente

Mensajes : 181
Puntos : 235
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Briseida el Lun Sep 28, 2015 7:33 pm

Dónde está siempre el mismo problema? hasta un niño daría la respuesta.
avatar
Briseida
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 95
Puntos : 135
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Desde 1992 España se va convirtiendo paulatinamente en Al Andalus

Mensaje por El fumador el Mar Sep 29, 2015 10:14 am

En el año 1976, dieciocho países musulmanes con representación diplomática en España firmaron un acuerdo para levantar una mezquita de referencia en Madrid.

Sin embargo, el proyecto quedó en stand by durante once años, hasta que el rey Fahd de Arabia Saudí, aportó los 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros actuales) que costaría la construcción. Tras cinco años de obras, el 21 de septiembre de 1992, el monarca saudí y Juan Carlos I Rey de España -en una metedura de pata más-inauguraron el edificio. Huelga decir que ningún monarca, clérigo o alto dignatario, ha inaugurado ningún edifico religioso que no sea musulman, en Arabia Saudí. Sencillamente porque en ese país está prohibida la práctica de cualquier otra religión.

El reino de Arabia Saudita es una monarquía teocrática islámica en la que el Islam es la religión oficial, la ley exige que todos los ciudadanos sauditas sean musulmanes. La libertad religiosa es inexistente. El Gobierno no prevé el reconocimiento legal o protección de la libertad de religión, y está muy restringida en la práctica. La práctica pública de las religiones no musulmanas está prohibida.

Cuando una nación permite a otra que haga la propaganda que quiera dentro de su territorio sin la más mínima concesión a cambio, eso no tiene otro nombre: Rendición. ¿Sería mucho pedir que Arabia Saudí -u otros países similares- permitiera la libertad de religión y que misioneros cristianos occidentales pudieran llegar a su país? Sería una petición estéril, de locos. Pues exactamente igualmente es de locos permitirle al gobierno saudí que levante un centro religioso musulmán en España; que -y nunca mejor dicho- ha servido de imán para la construcción de otras muchas donde Cataluña se lleva la palma y que ciertamente es la cabeza de puente del desembarco islámico en su Al Andalus.

Es cierto que si España no hubiese permitido la construcción del Centro Cultural Islámico y Mezquita Omar de Madrid, o sea la mezquita de la M-30, los sagaces empresarios Florentino Pérez, Villar Mir, & Cía. no estarían construyendo la línea de Alta Velocidad de La Meca-Medina (el conocido Consorcio Al Shoula) cuyos efectos económicos directos en nuestra economía me temo que ni ustedes ni yo, vamos a notar jamás.

Y es mas cierto que si Dios no lo remedia, intereses bastardos y complejos por medio, perdimos aquel 21 de septiembre y tal vez terminemos perdiendo del todo.
avatar
El fumador
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 93
Puntos : 115
Fecha de inscripción : 26/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Tristan el Miér Sep 30, 2015 8:30 pm

¿Cobardes? ímbeciles de narices sería lo más apropiado
avatar
Tristan
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 77
Puntos : 107
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Savannah el Miér Oct 07, 2015 9:17 pm

Esto es lo que defiende esos que se llaman así mismo "progresistas"

avatar
Savannah
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 108
Puntos : 152
Fecha de inscripción : 14/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Nessa el Dom Oct 25, 2015 11:56 am

Se lo dicen en sus propias narices y todavía no se quieren enterar ¿estarán demasiado ciegos?¿o simplemente demasiado comprados o solamente estupidizados por recolectar un puñado de votos?

avatar
Nessa
CybernatuaExcelente
CybernatuaExcelente

Mensajes : 150
Puntos : 238
Fecha de inscripción : 14/09/2013

Volver arriba Ir abajo

«La proclividad musulmana de la izquierda europea, tanto la caviar como la del puño cerrado, es de psiquiatra»

Mensaje por El fumador el Dom Nov 08, 2015 12:10 pm

Una de las razones que explican la proclividad musulmana de la izquierda europea -tanto la caviar como la del puño cerrado-, es que percibe el islamismo como una fuerza antisistema y por tanto como un engorro para EEUU, la sociedad de mercado y el vituperado ‘hombre blanco'.

Sólo con ese telón de fondo se puede entender que periódicamente bandadas de mujeres de la farándula o la universidad españolas, cuyas costumbres, hábitos, biografías y legítimas libertades las harían candidatas al flagelo o la lapidación en cualquier país islámico, se

tomen la molestia de viajar a Gaza, a Irak, Cisjordania o cualquier territorio repleto de fieles al profeta Mahoma, para proclamar allí su apoyo al gerifalte de turno y a las tesis y reivindicaciones de los lugareños.

Les da y les ha dado igual que el elogiado se llame Yaser, Mahmud, Brigadas de los Mártires de al-Aksa o Almanzor.

El único requisito imprescindible es que el homenajeado odie a los norteamericanos, hable pestes de Occidente y amenace a Israel. Y si reivindica la Mezquita de Córdoba y exige que se eche de allí a la Iglesia católica, todavía mejor, como hicieron hace un año y medio Antonio Gala, Galeano, Rosa Aguilar, Mayor Zaragoza y Anguita y acaban de repetir un centenar de ‘intelectuales'.

¿Se imaginan lo que dirían estos genios si mañana, echando mano de la Historia y reivindicando el Gran Templo de Salomón, Netanyahu exigiera a los musulmanes que desalojaran la Explanada de las Mezquitas?

¿O si el Papa Francisco se dejara llevar por la nostalgia y de acuerdo con el ruso Putin demandara al Gobierno turco que Santa Sofía vuelva a ser catedral cristiana, como los fue desde el año 360 al 1453?

¿No les choca la ferocidad con la que se lanzan contra el Pentágono, la OTAN o la UE a la mínima pifia y la reposada equidistancia con la que abordan los atentado terroristas perpetrados al grito de Alá es grande?

Es evidente que el avión ruso cargado de turistas reventó en el aire y dejó desparramados 224 cadáveres sobre la arena del Sinaí, tras la explosión de una bomba introducida en su bodega por facinerosos yihadistas.

Ya sabemos que para los fanáticos islámicos, se llamen DAESH, EI o Al Qaeda, no hay inocentes. Da igual que sean turistas, periodistas, cooperantes o misioneros. A diferencia de lo que predican nuestros ‘progres', los malos no necesitan un motivo para asesinar: lo hacen porque nos odian y aborrecen lo que representamos.

Desde España, acomodados en la sociedad del bienestar, sería suicida ignorarlo. Que estén lejos y maten en Egipto o Siria, no significa que hayan dejado de soñar con matar aquí.

Titula Alfonso Rojo este 8 de noviembre de 2015 su columna en 'La Razón'
avatar
El fumador
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 93
Puntos : 115
Fecha de inscripción : 26/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Exterminador el Dom Dic 13, 2015 8:35 pm

estámos hasta las narices de ser los parias de nuestra propia nación, gracias a la clase política y especialmente a los progres tanto de derechas como de izquierdas muchos inmigrantes y gentes venidas de fuera tienen muchos mas derechos, ayudas y subvenciones que los propios nacionales que ven como además de ir perdiendo sus costumbres y modo de vida tienen que pagar via de impuestos los cambios que les perjudican siendo además tachados de insolidarios y racistas si hacen público el mas mínimo desacuerdo.
avatar
Exterminador
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 65
Puntos : 71
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Gladiator el Lun Ene 25, 2016 8:44 pm

En menos de 2 décadas, se alzarán al grito de Alá es Grande. Entrarán en nuestras casas y no podremos hacer nada. Ya serán mayoría en muchos países europeos. Nos quitarán todo y nos someterán. Al tiempo.
avatar
Gladiator
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 50
Puntos : 50
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por El fumador el Dom Mar 06, 2016 7:33 pm

La izquierda da a veces golpes calculados, medidas polémicas que, como después se tarda meses en rectificar, hacen mucho daño, que es lo que se pretende. ¿O es que los capitostes del socialismo andaluz no saben la calidad de la educación en Andalucía ha caído al nivel de las invasiones almohades?. Pues claro que sí, pero ahi estan, aguantando el tipo y haciendose los suecos, porque mientras mas tarden en reconocerlo, "tomar medidas", y que estas sean efectivas, se habrán cargado otra generacion mas, lo que supondrá mas tiempo de voto bobo y consiguiente desfalco.

Con esto de la invasión musulmana "pacífica" están haciendo lo mismo. Hacen declaraciones grandilocuentes, "mi casa es vuestra casa", memeces lacrimogenas, hay campañas en los telediarios en las que nos ponen niños con las caritas sucias, y nos cuelan un par de millones de veinteañeros procedentes básicamente de todos los países musulmanes, desde Marruecos hasta Pakistan. Al final, "el flujo se para", pero el daño ya está hecho, no podemos echarlos, y entre ellos hay una gran cantidad de cafres dañinos que harán un desman tras otro, una gran cantidad de consumidores de subsidios, viviendas sociales, y ayudas de todo tipo, en nuestro detrimento, y una masa de futuros votantes de izquierda ó de islamistas, que dá lo mismo, ambos son enemigos de la democracia.

Y voilá, prueba superada, nos dieron otro palo descomunal con "rectificación" cuando ya es demasiado tarde incluída. Hay que estar mas atentos y parar estas estafas que amparan en el buenismo y en "lo hicimos con nuestra mejor voluntad", porque de buena voluntad, nada. Es como el inspector Clouseau, que por bien que se disfrace, es tan nefasto que lo reconoces porque te hace la puñeta. Aunque no lo veas claro, te dices "si es dañino, está detras la izquierda". Y a la inversa, si proponen o impulsan algo, aunque te parezca sensato o justo, desconfia, que tiene trampa seguro.
avatar
El fumador
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 93
Puntos : 115
Fecha de inscripción : 26/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por 007 el Dom Abr 03, 2016 3:08 pm

El Papa bolivariano, el Papa del populismo,”Decime-Jorge”, se vuelve a equivocar. Al condenar los atentados – MUSULMANES – de Bruselas habla de “violencia ciega”, cuando el terrorismo MUSULMAN de ciego no tiene nada: sabe muy bien cuando y donde dar su zarpazo y lo da con los ojos bien abiertos.

Ciegos y bien invidentes están los que defienden la islamización de Europa. Los que como D. PACO I, repiten, como un mantra, que hay que abrir nuestras fronteras a la masa inmigrante y musulmana. Los que como él nos ponen a los pies de los “mohames”.

El, literalmente, pues dicen que en los Santos Oficios de Jueves Santo lavara los pies a doce inmigrantes. Inoportuno y humillante gesto ante la morisma crecida.

La ceguera la padecen los políticos que, pese a sufrir atentado tras atentado, siguen sin reconocer quienes son los culpables del horror. Los medios de intoxicación de masas empeñados en poner en la picota, no a los asesinos, sino a los partidos que nos quieren defender de estos mismos criminales. Los “bustos parlantes” que niegan lo que todos vemos: islam y terrorismo van íntimamente unidos.

De manera, D. PACO y compañía, menos hablar del “islam como religión de la paz”, menos declaraciones “nuevo orden mundial” y más defender, si es que sabe hacerlo, la Cristiandad amenazada por la Media Luna, hoy como en los tiempos de los sitios de Rodas, de Malta y de Viena, como en los tiempos de Lepanto, cuando los Soberanos Pontífices eran los primeros en llamar a la defensa de la Cristiandad. No es tiempo ni momento de MEMADAS peronistas y demagógicas.
avatar
007
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 57
Puntos : 71
Fecha de inscripción : 16/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Melquiades el Jue Sep 08, 2016 1:24 pm

El domingo celebrarán los musulmanes en todo el mundo el Eid al-Adha, un festival en el cuál representarán el degüello del cordero por el profeta Ibrahim en vez de a su hijo Isaac, que como bien sabemos, se menciona en el Innoble Qur'an y es una de las muchas historias plagiadas de la Biblia.

¿Pero dónde estarán los animalistas? Ah si, manifestándose sólo contra la tauromaquia, porque no quieren sonar "islamófobos y racistas" esos hipócritas.
avatar
Melquiades
CybernautaÓptimo
CybernautaÓptimo

Mensajes : 69
Puntos : 81
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Los "progresistas": unos cobardes ante el islam

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.