EL Hombre llegó a la Luna

Ir abajo

EL Hombre llegó a la Luna

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:53 pm

Ya se tomaron fotos de las huellas de los vehiculos lunares por la sonda india dejense de discutir algo indesmentible. Hay evidencia de sobra instrumentos funcionando 6 misiones 12 astronautas rocas el completo apoyo de los cientificos incluyendo a los rusos los tontos que nocreen es por ignorancia y todas sus argumentos han sido requeterefutados,por favor no sigan aburriendo.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Neil Armstrong: «Alguien volará a la Luna y cogerá mi cámara»

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:54 pm

«Solo había una probabilidad del 50% de poder llevar a cabo el aterrizaje en el primer intento», confiesa el primer hombre en pisar la Luna
Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna, ha confesado que sólo había un 50 por ciento de posibilidades de que el alunizaje saliera bien. Según ha confesado a una televisión australiana (CPA Australia), un mes antes de que se llevara a cabo la misión se decidió que se podría probar a realizar un descenso a la superficie. «Un mes antes del lanzamiento del Apolo 11, el equipo decidió que se podría intentar un alunizaje. Ante esa idea pensé que teníamos una probabilidad del 90 por ciento de volver a salvo a la Tierra en ese vuelo, pero sólo una probabilidad del 50 por ciento de poder llevar a cabo el aterrizaje en el primer intento».

Armstrong, que actualmente tiene 81 años, ha reconocido que todo lo que se conocía sobre la Luna en el año 1969 «no había sido demostrado mediante prueba», así que «había una gran probabilidad de que hubiera algo allí que no se había entendido bien y que hubiera que abortar la misión y volver a la Tierra sin aterrizar».

Armstrong también ha confesado que no sabían con qué se iban a encontrar a su llegada al satélite y ha explicado que lo que allí vió son «pendientes empinadas y rocas muy grandes, del tamaño de automóviles».

Teorías de la conspiración

El astronauta estadounidense ha señalado que se toma a «broma» las teorías de aquellos que creen que la misión a la Luna fue una farsa. En este sentido, ha indicado que «la gente ama las teorías de conspiración porque son muy atractivas», pero ha apuntado que no le preocupan porque sabe «que un alguien volará de regreso a la Luna y recogerá la cámara que me dejé allí».

Armstrong se ha lamentado de que las ambiciones de la NASA hayan disminuido desde los años 60. «Estoy considerablemente preocupado por las orientaciones políticas con las que el Gobierno está dirigiendo la agencia espacial», ha explicado. A su juicio, los estados en donde la Casa Blanca y el Congreso están en desacuerdo sobre la dirección que debe llevar la NASA, «no se dan cuenta de que están tirando cada uno de un lado del volante y así la NASA no va a poder coger el camino correcto».
¿Fue verdad? sí o no.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Zonas de la Luna «prohibidas» por la NASA

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:54 pm

La agencia espacial hace pública una lista de los artefactos y lugares «históricos» en nuestro satélite natural que deben ser preservados del efecto dañino de futuras visitas

La NASA recomienda mantenerse a 75 metros de la zona del módulo lunar del Apolo 11

Hace tan solo unas horas, el primer hombre que pisó la Luna, Neil Armstrong, decía a una televisión australiana que un día alguien regresará allí arriba y «recogerá» la cámara que dejó olvidada. Quizás no sea así. La NASA ha hecho público un documento oficial en el que especifica los «artefactos históricos» abandonados en la Luna que deben ser preservados. La lista, que incluye los lugares de alunizaje de las misiones Apolo y el cráter de impacto de la sonda LCROSS, donde se encontró agua, incluso señala la distancia a la que deben mantenerse los astronautas o turistas espaciales que viajen en el futuro hasta nuestro satélite natural. Por ejemplo, recomienda no acercarse a más de 75 metros de la zona del módulo de descenso del Apolo 11.

La agencia espacial norteamericana ha elaborado esta lista ante el constante aumento de las actividades espaciales de entidades privadas y naciones en todo el mundo, con proyectos para regresar a la Luna en misiones científicas o con fines comerciales. Reconoce que algunas de ellas están cerca de aterrizar en la superficie lunar. Las recomendaciones son solamente eso, recomendaciones, y no suponen ninguna obligación legal, pero pueden ayudar a los próximos exploradores de la Luna a planificar sus vuelos y controlar sus alunizajes con el fin de conservar las piezas originales de otros artefactos que, además de tener un valor histórico, pueden ayudar en futuras investigaciones científicas.

Estos artefactos y zonas incluyen:

-Los lugares de aterrizaje de las misiones Apolo y su hardware móvil.
-Lugares de aterrizaje de robots lunares (por ejemplo, del Surveyor).
-Lugares de impacto (Ranger, S-IVB, LCROSS...).
-Experimentos dejados en la superficie lunar (herramientas, equipos, hardware...).
-Indicadores específicos de la presencia de ciudadanos o máquinas de EE.UU., incluidas huellas humanas o de rovers...

La NASA ha abierto un diálogo con las agencias espaciales comerciales e internacionales para compartir el documento y abrir un debate para mejorar sus recomendaciones. La NASA y sus caprichos.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Diez detalles que la gente ignora sobre la llegada del hombre a la Luna

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:55 pm

Una revisión de los archivos de la NASA relacionados con el Programa Apolo desvelan multitud de curiosidades prácticamente desconocidas

La nave espacial tenía menos capacidad de procesamiento que un móvil actual

Los datos están en la biblioteca de la NSA y adcesibles a cualquiera que vaya a consultar los archivos, pero ha sido Sergio Parra en el blog Xataka Ciencia y tras husmerar en Máscienciaporfavor quien nos alerta sobre una decena de hechos curiosos y prácticamente desconocidos relacionados con el primer viaje del ser humano a la Luna.

Fueron descubiertos por el escritor Craig Nelson cuando investigaba en los archivos de la agencia espacial estadounidense para escribir su libro «Rocket Men».

1. Los cohetes del Apolo llevaban suficiente combustible como para lanzar partículas de hasta 45 kg de peso a una distancia de 4,8 km, así que, por si todo explotaba en el despegue, los invitados VIP fueron acomodados a una distancia prudencial de 5,6 km de la rampa de lanzamiento.

2. Los ordenadores de a bordo tenían menos capacidad de procesamiento que un moderno teléfono móvil.

3. Los efectos de la defecación y de la micción en gravedad cero no fueron tomados con suficiente consideración, y uno de los astronautas tuvo que trabajar con antidiarreicos para evitar los efectos desagradables.

4. Al separarse el módulo lunar del Apolo 11, la cabina estaba totalmente despresurizada, originando un estallido de gas equivalente al del tapón de una botella de champán, que desplazó el módulo a 6,4 km del objetivo previsto.

5. Neil Armstrong, el piloto, casi se quedó sin combustible al alunizar, y muchos temieron que se estrellara.

6. Luego, Armstrong tuvo que dar un salto de un metro de altura desde la escalerilla del módulo hasta la superficie. La razón fue que su aterrizaje había sido tan suave que los amortiguadores no se habían comprimido.

7. Cuando Buzz Aldrin se unió a Armstrong en la superficie, tuvo mucho cuidado de no cerrar la escotilla del módulo: no había manija exterior para luego abrirla de nuevo.

8. La tarea más dura de todas en la superficie lunar fue nada menos que plantar la bandera americana. A pesar de que los estudios sugerían que el suelo de la Luna era blando, se dieron cuenta de que bajo una fina capa de polvo había roca dura. Finalmente consiguieron clavar el asta para que pudiera realizarse la transmisión, pero por los pelos.

9. La bandera había sido fabricada por Sears, pero la NASA se negó a reconocerlo.

10. La cámara de aire interna de los trajes espaciales, así como los chips ROM del ordenador de a bordo, fueron confeccionados a mano por equipos de mujeres mayores.


Un pequeño paso para el hombre, y un gran paso para la humanidad.

La sensación de movimiento de la bandera se debe principalmente a dos cosas: en primer lugar, el material del que está hecho, que no es tela sino una aleación que se asemeja externamente al estaño martilleado (que da apariencia de ondulante), y en segundo lugar a que la bandera consistía en dos ejes lineales: el palo vertical y uno horizontal detrás de la tela perpendicular al eje, remachado con un sistema de muelles que aprovechaba el movimiento inerciático para simular viento.

En cuanto al resto, efectivamente, son argumentaciones clavadas a las oficiales. De todos modos los escépticos seguirán pensando lo que piensan, puesto que existen demasiadas preguntas sin responder.

Efectivamente, el hombre llegó a la luna. Pero posiblemente (insisto: POSIBLEmente y no seguramente) lo que se vio por la tele no fuera más que una grabación previa por si todo salía mal (recordemos el contexto: guerra fría). SI el hombre no hubiese llegado a la Luna, los Soviéticos hubieran tardado dos segundos en señalar y reírse de los americanos como Nelson Munch.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Cinco banderas de EE UU siguen en la Luna cuarenta años después, según la NASA

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:56 pm

affraid Cinco de las seis banderas estadounidenses plantadas en la superficie lunar por las misiones tripuladas Apolo hace cuatro décadas siguen todavía en pie, según las últimas fotos tomadas por una sonda de la NASA.

affraid Robinson admitió estar "sorprendido" de que las banderas hayan sobrevivido a los efectos de la luz ultravioleta y a las temperaturas de la superficie lunar.

affraid La sonda LRO ha capturado las imágenes más nítidas jamás tomadas desde el espacio de las marcas que dejaron las misiones Apolo 12, 14 y 17.

cheers China aspira a colocar su primera sonda en la Luna en la segunda mitad de 2013.


Cinco de las seis banderas estadounidenses plantadas en la superficie lunar por las misiones tripuladas Apolo hace cuatro décadas siguen todavía en pie, según las últimas fotos tomadas por una sonda de la NASA.

A partir de las imágenes de la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) se puede afirmar que "es cierto que las banderas de Estados Unidos siguen todavía en pie y proyectan sombras", escribió el investigador de la NASA Mark Robinson en su blog, según recoge este lunes la publicación especializada Space.com.

La única que no está, porque fue "derribada" durante la fase de despegue, es la del Apolo 11, que se posó sobre la superficie del satélite el 20 de julio de 1969 y dio al estadounidense Neil Armstrong el honor de ser el primer humano en pisar la Luna.

El mítico programa Apolo (1968-1972) envió varias misiones tripuladas a la Luna que colocaron un total de seis banderas estadounidenses en su superficie.

Robinson admitió estar "sorprendido" de que las banderas hayan sobrevivido a los efectos de la luz ultravioleta y a las temperaturas de la superficie lunar. Recordó, eso sí, que falta por aclarar ahora el estado en que se conservan las banderas.

La LRO fue lanzada en junio de 2009 y capturó por primera vez imágenes en primer plano de los lugares de alunizaje en julio de ese mismo año.

La sonda ha capturado las imágenes más nítidas jamás tomadas desde el espacio de las marcas que dejaron las misiones Apolo 12, 14 y 17 en los lugares en los que se posaron, así como las huellas de los astronautas que exploraron la superficie lunar.

Para los más escépticos.
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Diez objetos que se quedaron en la Luna

Mensaje por Ciencianauta el Miér Dic 05, 2012 2:57 pm

La cantidad de objetos fabricados por el hombre que descansan en la superficie de la Luna es extensa. Hasta cinco agencias espaciales diferentes han dejado algo allí. La siguiente lista contiene diez objetos que, en mejores o peores condiciones, reposan sobre nuestro satélite.

1. Retrato de familia del astronauta Charles Duke

En abril de 1972 los astronautas del Apolo 16 lograron el récord de permanencia sobre la superficie de la Luna hasta ese momento. Charles Duke y John Young hicieron tres salidas durante las casi 72 horas que el módulo lunar estuvo sobre la superficie. Su marca sería superada por tres horas en la siguiente misión Apolo, marca todavía vigente.

Durante una de esas salidas de la misión Duke tuvo tiempo de dejar sobre la superficie una fotografía de su familia protegida por una funda plástica. El reverso de la imagen podía leerse "Esta es la familia del astronauta Duke del planeta Tierra. Alunizada en abril de 1972" acompañado de las firmas de los cuatro componentes de la familia. Duke también dejó sobre la superficie una medalla conmemorativa de la United States Air Force que en 1972 celebraba su 25º aniversario.

2. Las pelotas de golf de Allan Shepard

El comandante del Apolo 14, Alan B. Shepard Jr, fue el primer americano en volar al espacio y el quinto en pisar la luna. El 5 de febrero de 1971, Shepard ponía sus pies sobre la superficie lunar mientras pronunciaba una frase que, aunque obviamente menos recordada que la de Neil Armstrong, ha pasado también a la historia: "Ha sido un largo viaje pero aquí estamos". Nada menos que nueve horas estuvo caminando por nuestro satélite tras decir esas palabras. Para la historia también ha quedado otra anécdota de su misión. Shepard se convirtió en el primer hombre en jugar al golf en la Luna. Con su Hierro 6, especialmente preparado para poderlo usar con los gruesos guantes, Shepard golpeó una pelota que según dijo se alejó millas y millas.

3. Tres Lunar Rover de la NASA

Las tres últimas misiones Apolo fueron las más valiosas desde el punto de vista científico, fundamentalmente gracias a los LRV o Lunar Roving Vehicles, Vehículos Itinerantes Lunares, que permitieron a los astronautas recorrer notables distancias. Los pioneros del Apolo 11 y 12, en cambio, tuvieron que realizar a pie sus EVAS (Actividades Extra-vehiculares) y Shepard y Mitchell, del Apolo 14, tuvieron que trasladar su instrumental en un carro.
El diseño del Rover Lunar es, sin duda, uno de los más excepcionales pero también uno de los más caros. En octubre de 1969, el Marshall Space Flight Center firmó un contrato de 19 millones de dólares con la compañía Boeing para el desarrollo y entrega de cuatro vehículos aunque, en realidad, a la Luna sólo llegarían a ir tres. Volaron con los Apolo 15, 16 y 17 (julio de 1971, abril de 1972 y diciembre de 1972).
La velocidad máxima de estos vehículos era de 14 km/h , si bien los astronautas Young y Duke del Apolo 16 establecieron un “Récord de Velocidad Lunar” alcanzando 17 km/h con su Rover al rodar cuesta abajo en su viaje de regreso al Módulo Lunar.

4. Seis banderas de Estados Unidos

La imagen de un astronauta clavando una bandera sobre la superficie lunar se ha convertido en todo un símbolo de la historia espacial. Lo que quizás no sepas es que lo hicieron hasta seis veces en seis misiones Apolo diferentes. Lo que constiuía una incógnita era si todavían seguían en pie.
Unas imágenes recientemente captadas por la sonda espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA han confirmado que las banderas que colocaron las misiones tripuladas a la Luna continúan, si no ondeando -algo imposible ante la ausencia de atmósfera-, sí asidas a su mástil. Todas salvo la que clavó el Apolo 11 ya que cuando en 2009 la LRO proporcionó sus primeras imágenes del lugar de alunizaje del Apolo 11, no pudo revelar si la bandera de Estados Unidos plantada allí aún permanecía.

Lo que no han revelado las imágenes de la LRO es el estado en el que se encuentran. Es muy probable que, como mínimo, hayan perdido el color por completo tras más de cuarenta años bajo los rayos solares.

5. The Fallen astronaut

6. Seis Módulos Lunares

El módulo lunar no era más que un vehículo espacial de dos etapas diseñado para el alunizaje durante el programa Apolo. Constaba por tanto de dos módulos bien diferenciados, el módulo de descenso (como el de la imagen) y el de ascenso que iban unidos mediante cuatro pernos explosivos, actuando ambos como una astronave única. Seis módulos de descenso reposan sobre la superficie mientras que seis fases de ascenso se estrellaron, de forma controlada o no, contra ella.

7. La insignia de plata del astronauta Alan Bean

Alan Bean dejó también un recuerdo en la Luna, su insignia de plata de la NASA. Conseguir esta insignia significa que el astronauta ha completado su formación pero todavía no ha ido al espacio. Para esos pocos afortunados que sí han ido esta reservada la insignia de oro. Bean había llevado la de plata durante seis años y esta iba a ser su primera misión al espacio, por lo que sabía que obtendría la exclusiva insignia de oro a la vuelta. Puesto que no la iba a necesitar más, la llevó consigo y la arrojó a un cráter. Cuando fue preguntado por ello contestó convencido: "¿Había un sitio mejor para dejarla que la Luna?"

8. Cinco retrorreflectores

Un retrorreflector es un elemento óptico que tiene la propiedad de reflejar la luz, independientmente de su ángulo de incidencia, de vuelta hacia la fuente. No creas que es un artilugio a la vanguardia de la tecnología, en tu bicicleta seguramente tienes al menos uno, eso sí, algo menos sofisticado.
Entre 1969 y 1971, como parte del experimento Laser Ranging Retro-Reflector, los astronautas de las misiones Apolo 11, 14, y 15 dejaron retrorreflectores en la Luna. El objetivo era el de medir con precisión la distancia a la que, en un momento determinado, se encuentra la Luna de la Tierra. Un experimento que continúa hoy en activo. El reflector del Apolo 15 es tres veces más grande que los otros dos reflectores de las misiones anteriores, por lo que este reflector fue el objetivo del 75% de las mediciones hechas en los primeros 25 años del experimento. Desde entonces y debido a las mejora tecnológica se ha dado un mayor uso a los dos primeros reflectores.

Pero estos no son los únicos retrorreflectores sobre la luna. De hecho los norteamericanos ni siquiera fueron los únicos en ponerlos en la Luna,. Las misiones soviéticas no tripuladas Lunokhod 1 y 2, situaron rovers con pequeñas matrices retrorreflectantes. Desgraciadamente la locación del vehículo de la Lunokhod 1 se perdió en 1971 y no se recuperó hasta 2010 por lo que no se pudo detectar ninguna señal de retorno durante ese tiempo.

9. Dos vehículos robotizados Lunojod

Otros dos vehículos soviéticos, los Lunojod 1 y Lunojod 2, también reposan en la Luna desde que acabó su misión en 1971 y 1973 respectivamente.
El 10 de noviembre de 1970, desde el cosmódromo de Baikonur, fue lanzado el cohete Proton-K que puso en órbita la sonda Luna 17 con el Lunojod 1 a bordo. El Lunojod 1 se convirtió así en el primer vehículo lunar de la historia. Su misión consistía en explorar las propiedades del suelo lunar y la radiación cósmica en la Luna, y fue diseñado para recorrer la Luna y enviar a nuestro planeta imágenes y datos de su superficie.

Estos vehículos han sido, hasta el momento, los dos únicos laboratorios móviles automáticos que han explorado la Luna guiados por control remoto. De hecho, hasta 1997, con la Mars Pathfinder, ningún otro vehículo a control remoto había sido puesto en un cuerpo extraterrestre.

A pesar de permanecer en la Luna, en 1993 el vehículo robótico fue subastado en Sotheby's y vendido por 68.500$. Su dueño seguramente no imaginaba que el Lunojod 1 -o al menos parte de él- aún funcionaba.

El Lunojod 2, un vehículo profundamente remodelado y mejorado con respecto a su antecesor, alunizó el 15 de enero de 1973 a bordo de la sonda Luna 21. Un tercer vehículo de la serie, el Lunojod 3, fue proyectado, diseñado y construido pero nunca llegó a ser enviado a la Luna.

10. Cinco S-IVB

El objeto de mayor masa que reposa sobre la Luna. Y no hay uno, sino cinco S-IVB en la superficie lunar, los correspondientes a las misiones Apolo 13, 14, 15, 16, y 17. Y es que para que las naves Apolo llegaran a su destino fue necesario la construcción del cohete Saturno V, el más grande jamás construido por la NASA, que medía 110,64 m de altura. El Saturno V lleno de combustible pesaba unas 2.700 toneladas en el momento del despegue y tenía tres etapas; S-IC,S-II y S-IVB. La última de ellas se activaba para enviar a la nave Apolo fuera de la órbita terrestre y ubicarla en camino a la Luna.

¿Todavía queda alguno por ahí?
avatar
Ciencianauta
CybernautaGranMaster
CybernautaGranMaster

Mensajes : 686
Puntos : 1720
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Pruebas que demuestran que el hombre llegó a la Luna

Mensaje por Fox.W.M. el Dom Jul 29, 2018 9:43 am

A estas alturas de la historia, aún hay personas que están convencidas de lo contrario. Estos son los hechos incontestables.


La humanidad pisó por primera vez la Luna el 20 de julio de 1969, logrando lo que podríamos llamar 'la mayor proeza de exploración de la humanidad'. Durante dos horas y media, los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin exploraron la superficie lunar a pie mientras Michael Collins pilotaba el orbitador del Apolo 11 alrededor de la Luna.



Esta es la historia que seguimos celebrando hoy, casi 50 años después del primer alunizaje. Muchos recordarán haber visto dicho momento histórico por sí mismos; otros, hemos escuchado los recuerdos de nuestros padres y abuelos. Pero, ¿qué ocurre cuando alguien insiste en que la llegada del hombre a la Luna nunca ocurrió, que jamás pisamos la Luna?

Por increíble que nos resulte a la mayoría, parece necesario profundizar en algunas de las preguntas más comunes sobre el aterrizaje en la Luna y abordar los fenómenos lunares más curiosos con los últimos datos y, por supuesto, la comprensión científica.



Seamos claros. Muchas pruebas de peso respaldan el hecho de que los humanos realmente pusimos el pie en la Luna varias veces entre 1969 y 1972. Pero es importante cuestionar y pensar críticamente sobre eventos de esta escala, y algunas veces investigar y descifrar las respuestas puede ser también muy entretenido.

Cuando escribes sobre el espacio tanto como nosotros (y encantados de ello,) de vez en cuando escuchamos aquello de: “oye, y ¿realmente aterrizamos en la Luna?”. Es por ello que nos resulta necesario plantear pruebas y argumentos del aterrizaje lunar así como desmontar algunas teorías la mar de creativas pero que lo único que hacen es socavar el entendimiento correcto del público general.

Pseudociencias bajo el disfraz del escepticismo


Sucede todos los años y no es de extrañar si tenemos en cuenta que una gran mayoría de la población mundial aún cree que la NASA falsificó los alunizajes.


Internet y YouTube están plagados de millones de afirmaciones de que la NASA planeó un fraude de Apolo. Incluso en la película 'Interstellar' de Christopher Nolan (2014) se describe este tema en la escena en la que Matthew McConaughey se enfrenta a los futuros educadores que niegan que la NASA haya aterrizado en la Luna. ¿Por qué hay tantos ataques contra los grandes logros de las misiones Apolo? Una de las razones más importantes es el aumento de la pseudociencia en la cultura popular.

Ciertos teóricos se presentan como rebeldes contra la ortodoxia general de la ciencia moderna. Ofrecen una corriente interminable de falsas "pruebas" para los escépticos científicamente analfabetos y bien intencionados, pero no hay duda de que la NASA envió humanos a la luna.

En 1969, las tecnologías de vídeo y televisión no estaban lo suficientemente avanzadas como para escenificar y fingir el alunizaje de una manera plausible. La NASA no tenía ni CGI ni Photoshop por aquel entonces. Las cámaras de televisión eran primitivas en comparación con las cámaras actuales.

Aunque las afirmaciones falsas sobre el aterrizaje lunar han sido desacreditadas muchas veces en Internet, estas son algunas de las razones más obvias por las que los alunizajes del Apolo no pudieron ser falsificados. Vamos a por las pruebas.

El ser humano ha pisado la Luna (varias veces)


A pesar de este hecho, sigue habiendo un grupo de personas que están convencidas de que los aterrizajes del Apollo 11 fueron fingidos con el propósito de irritar a Rusia y poner a prueba la lealtad de las decenas de miles de personas involucradas en encubrir la mayor noticia de la historia de la humanidad. Incluso ahora estas personas obstruyen YouTube y las redes sociales en general, con diversas pruebas y teorías acerca de que la humanidad no caminó por la superficie de la Luna. La verdad es que sí que lo hicimos y os vamos a aportar una gran cantidad de argumentos para ello.


Podemos verlo


A menudo se afirma que si los aterrizajes lunares hubiesen sido reales, podríamos verlos desde la Tierra. Lo lamentamos, pero está demasiado lejos para ello. Sin embargo, sí que podemos ver los lugares de aterrizaje lunar gracias a la sonda espacial Lunar Reconnaissance Orbiter lanzada en 2009. En las imágenes podemos ver con claridad que todo concuerda.

Cinturones de Van Allen


Una de las teorías más populares que sustentan la afirmación de “no hemos ido a la Luna”, tiene que ver con los cinturones de Van Allen. Se trata de dos enormes cinturones de radiación que rodean la Tierra, formados por el campo magnético de la Tierra y golpeados con partículas de alta energía del viento del Sol. Esta “teoría” expone que los humanos no podrían haber pasado por estos cinturones sin ser literalmente 'fritos' con dosis letales de radiación. La comunidad científica internacional conocía los cinturones de Van Allen gracias a las misiones Explorer, Pioneer en la década de 1950. Afortunadamente, en la época de los lanzamientos del Apollo, los cinturones de Van Allen estaban en su intensidad más baja, que fluctúa con la actividad del Sol. La enfermedad por radiación ocurre cuando uno ha estado expuesto a alrededor de 200 a 1000 'rads' de radiación en unas pocas horas. La tripulación del Apollo 11 estuvo dentro de los cinturones durante menos de dos horas durante su viaje a la Luna, por lo que solo habría estado expuesta a un estimado de 18 rads, dentro del límite seguro. Todavía puede haber algunos efectos adversos incluso desde este nivel de radiación, por lo que la NASA se aseguró de que la nave espacial Apollo 11 estuviera bien aislada de manera que la dosis promedio de radiación durante la misión de 12 días fuera de solo 0,18 rads o similar a la radiación de una radiografía de tórax.


Evidencia fotográfica

En 2008, la sonda japonesa SELENE de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) obtuvo varias fotografías que suponen una prueba de los alunizajes. En esta evidencia fotográfica de los aterrizajes de la Luna, podemos ver que si comparamos la imagen de la izquierda (desde el aterrizaje del Apolo 15) tomada en julio de 1971 con las imágenes de la cámara de terreno de la sonda, son exactamente las mismas. Es idéntica a la que se muestra en las fotografías tomadas por los astronautas.

El motivo por el que 'ondea' la bandera en la Luna si no hay atmósfera


Este es uno de los mayores reclamos de los fanáticos de la conspiración. Cuando los astronautas Armstrong y Aldrin colocaron la bandera de EE. UU. y lo grabaron con la cámara de televisión que habían configurado previamente, parece que esta ondea en una brisa lunar inexistente. Pero, si no hay atmósfera en la Luna, ¿cómo puede haber brisa que mueva la bandera?

En primer lugar, la bandera de Estados Unidos colgaba de una varilla telescópica a lo largo de su parte superior para mantenerla extendida, pero no se extendía por completo. Y al plantar el asta de la bandera, los astronautas tuvieron dificultades para clavarlo en la superficie lunar. Después de unos pocos centímetros chocaron con roca sólida. Mantener la bandera en pie para la sesión fotográfica fue una tarea bastante complicada, y esto dio lugar a un gran movimiento. La Luna no tiene atmósfera (aparte de algunos iones y polvo escasamente dispersos), pero sí tiene gravedad. No todas las ondulaciones de las banderas tienen que ser debidas a la fuerza ejercida por una corriente de aire. En este caso, en el momento en que clavan la bandera en el suelo, el palo principal está rotando de un lado a otro para lograrlo, como cuando cualquiera de nosotros intenta clavar algo en la tierra. Así, la propia fuerza hace que aparezcan "ondulaciones", que además se van propagando por la superficie y perdiendo fuerza, como cuando estiramos la sábana al hacer la cama. Además, la bandera fue deliberadamente arrugada en su viaje a la Luna, de ahí que ayude a ese “movimiento aparente”.



¿Dónde están las estrellas?


Hablando de las fotografías de la bandera en la Luna, a menudo se señala que no hay estrellas visibles en el fondo. Esta es en realidad una característica común de las fotografías del espacio, donde el contraste entre la luz y la oscuridad es extremo. La superficie de la Luna refleja la fuerte luz del Sol y aparece muy brillante en las fotografías. Este brillo ahoga la luz relativamente tenue de las estrellas en el cielo oscuro, similar a cómo los faros de los automóviles pueden eliminar la luz más tenue de los objetos cercanos. El ojo humano puede ajustar y elegir las estrellas, pero a menos que esté configurado adecuadamente, la cámara luchará con el contraste. Los astronautas estaban allí para explorar la Luna, no las estrellas, así que no desperdiciaron ninguna película tomando astrofotos. Para resumir, para capturar estrellas en las fotos, tendrían que exponerlas ante la cámara, lo que habría resultado en una superficie lunar muy borrosa. (Además, no trajeron trípodes para largas exposiciones) Los astronautas de la Estación Espacial Internacional toman regularmente fotografías de la Tierra que muestran un fondo completamente sin estrellas; es el mismo problema de contrastes.


Podemos ver las huellas de los astronautas


Podemos ver las huellas dejadas por los astronautas de la nave Apolo. Lógicamente un telescopio como el Hubble no tiene la resolución suficiente para captar detalles tan finos como localizar una huella en la Luna: son cosas demasiado pequeñas y la Luna está demasiado lejos. Al igual que con la evidencia fotográfica anteriormente citada, tenemos una nave espacial más cercana, el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, que lleva en órbita alrededor de la Luna desde 2009. Y ha capturado fotografías recientes de todos los sitios de aterrizaje del Apolo. Estas imágenes muestran la nave espacial Apolo exactamente en los lugares correctos e incluso puedes ver las huellas de los astronautas mientras exploran la superficie lunar. Estos sitios de aterrizaje también han sido detectados de forma independiente por una variedad de otras naves espaciales de China, India y, como dijimos anteriormente, de Japón.

Reflectores en la luna


Los astronautas del Apolo 11 y 14 dejaron atrás prismas en forma de espejo en la Luna que son utilizados con láser por científicos en el Observatorio McDonald en Texas y otros observatorios en todo el mundo. Los láseres determinan con precisión la distancia desde la Tierra a la Luna, que se aleja de la Tierra unos 3,8 cm por año. ¿Podrían todos los astrónomos y científicos del Observatorio McDonald estar engañando a la NASA? ¿Qué hay de los astrónomos de otros observatorios en otras naciones? De nuevo, hechos irrefutables.


Rocas lunares


Tenemos la prueba de que los aterrizajes en la Luna fueron una realidad aquí en la Tierra, en forma de rocas lunares. Cuando un meteorito choca contra la Luna, la energía del impacto derrite algo de los restos que, al enfriarse, una fracción acabará convirtiéndose en pequeñas esferas de vidrio. Pues muchas de estas esferas de vidrio estaban presentes en las muestras de roca lunar que trajo la tripulación del Apolo. Es una de las dos formas principales por las que se forman las esférulas de vidrio (la otra es por actividad volcánica explosiva). En la Tierra, los elementos descomponen rápidamente cualquier vidrio producido volcánicamente, pero en el espacio, las esférulas de vidrio sobreviven prístinas, y las hemos encontrado en los meteoritos que han caído a la Tierra y en las rocas lunares devueltas de las misiones Apolo, lo que demuestra que una vez que el ser humano pisó la Luna. Cuando se devolvieron las primeras rocas de la misión Apolo 11, se dieron muestras a 135 países diferentes de todo el mundo como un gesto de buena voluntad. Estas rocas han resistido todas las pruebas geológicas posibles en laboratorios de todo el mundo, y han confirmado que son de origen lunar. Los astronautas trajeron casi 400 kilos de rocas lunares (rocas que aún hoy resisten el escrutinio microscópico de los geólogos).

¿Se podría engañar a 400.000 científicos?


Aproximadamente 400.000 científicos, ingenieros y técnicos trabajaron en el proyecto Apolo durante más de una década. Vinieron de muchos países y de muchos estados de Estados Unidos. Es totalmente absurdo pensar que todos ellos fueron engañados o que todo formó parte de un engaño de la NASA.

¿Lo cree usted?
avatar
Fox.W.M.
CybernautaMaster
CybernautaMaster

Mensajes : 298
Puntos : 596
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: EL Hombre llegó a la Luna

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.