CYBERNAUTAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón"

+3
Callahan
Josuhe
Infornauta
7 participantes

Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón"

Mensaje por Infornauta Sáb Feb 06, 2021 8:05 pm

El reportaje narra que personas poderosas, activistas y corporaciones urdieron el plan en la sombra para cambiar las leyes electorales.

La revista americana Time abiertamente pro-Biden ha reconocido que hubo un complot secreto para amañar las elecciones y dar la victoria al candidato demócrata. Sin ningún tapujo y con total descaro, los editores han titulado el reportaje "La historia secreta de la campaña en la sombra que salvó las elecciones de EEUU". Lo cierto es que no se han cortado ni un pelo en admitir la conjura que hubo por detrás y que medios como Libertad Digital han ido narrando, pese a que los mismos que ahora revelan la gran trama fraudulenta tachaban dichas informaciones de conspiranoicas.

El reportaje desvela que cientos de importantes empresas estadounidenses se volvieron contra Donald Trump. "Todo fue muy, muy extraño", dijo el expresidente republicano el 2 de diciembre. "A los pocos días de las elecciones, fuimos testigos de un esfuerzo orquestado para ungir al ganador, incluso cuando todavía se estaban contando muchos estados clave. En cierto modo, Trump tenía razón", reza uno de los párrafos.

Lo más escandaloso viene a continuación. El Time asume con orgullo que se perpetró esta conspiración por el bien de la nación. Según transmiten, gente poderosa y corporaciones de la élite estadounidense urdieron el plan dirigiendo a los medios de comunicación, influyendo en la opinión pública y cambiando las reglas y leyes electorales para así salvar la democracia americana. Todo fue fruto de un pacto entre los activistas de izquierda y las grandes empresas:

"Se estaba desarrollando una conspiración entre bastidores, que redujo las protestas y coordinó la resistencia de los directores ejecutivos. Ambas sorpresas fueron el resultado de una alianza informal entre activistas de izquierda y titanes empresariales. El pacto se formalizó en una declaración conjunta concisa y poco notoria de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y la AFL-CIO publicada el día de las elecciones. Ambas partes llegarían a verlo como una especie de negociación implícita, inspirada por las masivas, a veces destructivas protestas por la justicia racial del verano, en la que las fuerzas laborales se unieron con las fuerzas del capital para mantener la paz y oponerse al asalto de Trump a la democracia".

Pero aún hay más. El reportaje confirma que la victoria artificial de Biden "fue un extraordinario esfuerzo en la sombra de los activistas de izquierdas con el apoyo de las empresas. "Consiguieron que los estados cambiaran los sistemas de votación y las leyes electorales. Así ayudaron a asegurar cientos de millones en fondos públicos y privados. Se defendieron de las demandas por supresión de votantes, reclutaron ejércitos de trabajadores electorales y consiguieron que millones de personas votaran por correo por primera vez", refleja la revista.

Nuevamente, en los párrafos siguientes vuelven a insistir en que todo se hizo para salvar la democracia, dando la razón así al equipo legal de Trump, y al arsenal de pruebas presentadas por Rudy Giualiani y Jenna Ellis, en las diferentes audiencias celebradas en los cinco estados del campo de batalla. En todos ellos se paralizó el conteo en mitad de la noche de forma simultanea y más de 1.000 testigos bajo pena de cárcel juraron en sus testimonios que vieron fraude, como ya publicara Libertad Digital. Cabe recordar que las evidencias y los testigos fueron ignorados por la Corte Suprema y todos los tribunales menores.

Para rematar, y por si aún no quedaba claro, el Time continúa exponiendo los detalles del complot: "Esta es la historia interna de la conspiración para salvar las elecciones de 2020, basada en el acceso al funcionamiento interno del grupo, documentos nunca antes vistos y entrevistas con docenas de personas involucradas de todo el espectro político. Es la historia de una campaña creativa, decidida y sin precedentes cuyo éxito también revela lo cerca que estuvo la nación del desastre", aseveran.

Por último, justifican el comportamiento delictivo de los participantes en la trama, porque ellos mismos quieren que se de a conocer "la historia secreta" de las elecciones de 2020. Y concluyen: "Aunque suene como un sueño febril paranoico: una camarilla bien financiada de personas poderosas, que abarcan industrias e ideologías, trabajaron juntas detrás de escena para influir en las percepciones y cambiar las reglas y las leyes. Al dirigir la cobertura de los medios y controlar el flujo de información, no estaban manipulando las elecciones; la estaban fortaleciendo. Y creen que el público debe comprender la fragilidad del sistema para garantizar que la democracia en Estados Unidos perdure". O lo que es lo mismo, para defender la democracia dieron un golpe contra ella por detrás. Link

Infornauta
Infornauta
Cybernauta VIP
Cybernauta VIP

Mensajes : 939
Popularidad : 1832
Reputación : 281
Fecha de inscripción : 01/12/2012
Localización : Infórmate

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty LA DEMOCRACIA MAQUINAL

Mensaje por Josuhe Dom Feb 14, 2021 12:03 pm

Las elecciones libres y limpias han muerto y, por consiguiente, también han muerto la democracia y la decencia. Las evidencias de que Donald Trump ha sido derrotado por una poderosa conspiración en su contra son ya abrumadoras. Es un asunto espinoso y de hondo calado porque permite deducir que muchos de los gobiernos hoy en el poder no están gobernando por voluntad de sus ciudadanos sino porque las élites así lo han decidido.

La revista TIME acaba de publicar un denso y bien documentado artículo que demuestra con solvencia la existencia de una conspiración contra Donald Trump.

A partir de ahora, habrá que reforzar la seguridad y fiabilidad de los recuentos de votos, si queremos mantener vivos mecanismos y conceptos como la libertad, los derechos humanos, la democracia y la voluntad popular.

Publicamos hoy, como colaboración y para enriquecer a nuestros lectores, un interesante artículo escrito sobre este tema por el periodista Ángel Pérez Guerra, al que damos una cordial bienvenida en
Voto en Blanco.


He tenido la curiosidad de leerme entero, de pe a pa, el reportaje de TIME sobre el complot global impulsado por la izquierda estadounidense para expulsar de la Casa Blanca a Donald Trump y entronizar a Joe Biden. Me encanta ir a las fuentes, y ésta es la más valiosa hoy por hoy para saber lo que ha pasado allí durante los últimos dos años, entre bastidores, que es donde se cuecen estas cosas. Y es la mejor fuente porque se trata de un medio afín a los conspiradores y porque ha desplegado un arsenal de armas investigadoras como sólo el periodismo interesado e interesante de los Estados Unidos es capaz de hacer.


Tras deglutir el aluvión de datos que desgrana la revista —en cuya portada, por cierto, apareció en su día un tal Francisco Franco— la conclusión de bulto es, como suele suceder, descorazonadora. Y es que en aquella democracia, como en todas, los resultados de las elecciones se diseñan cuidadosamente desde los cuarteles demoscópicos de los lobis. Y no digo ya de los partidos, porque éstos son a estas alturas de la Historia títeres de otras organizaciones cuyo denominador común, lejos de ser las ideologías del siglo XX, hay que buscarlo en algo tan primigenio como el binomio poder-dinero.

Siguiendo el hilo de la exhaustiva información en la que me baso, todo parece girar en torno a la exclusión de la libertad individual como obstáculo para la manipulación de la Humanidad. Obviamente, tras ello se encuentra el poderoso caballero, pero éste no se sirve a sí mismo, como antes, sino al dominio global que hoy ejercen las fuerzas tecnológicas en muy pocas manos. Incluso el concepto de izquierda política es manejado a su antojo por esos vectores que han dejado atrás la competencia al descubrir las ventajas neoimperialistas del trust.

Nada de esto sería posible sin el cumplimiento de las peores profecías literarias y cinematográficas que supone haber traspasado la línea roja tras la cual son las máquinas las que deciden el destino del hombre. En “2001, una odisea del espacio”, Stanley Kubrick, siguiendo al novelista Arthur C. Clarke, define perfectamente esa frontera, cuando presenta al ojo que todo lo ve leyendo los labios de los cosmonautas. Ése es el preciso momento en que el bólido tecnológico, la criatura dotada de inteligencia artificial, adelanta de un acelerón al creador. Algo parecido está pasando en el gobierno de los pueblos.

Los primeros pasos, en el caso estadounidense que nos ocupa, los dio alguien preocupado por la “deriva personalista” de Trump. Lo hizo desde la cocina de su casa valiéndose de un ordenador y una red social. De ahí se pasó a las reuniones telemáticas, escogiendo cuidadosamente a los participantes. Al mismo tiempo, una insólita alianza sin precedentes entre el capital —Cámara de Comercio—y los sindicatos puso en marcha el repostaje necesario para dotar de carburante el procedimiento. El ensayo prerrevolucionario lo constituyó el Black Lives Matter, que demostró hasta qué punto estaba engrasada la maquinaria de respuesta a una muy posible reelección presidencial. Esto fue lo que asustó al capital, que era lo que se buscaba. Hay muchos otros eslabones, como la complicidad de los medios, sobre todo la televisión, moviendo hábilmente los hilos de arriba. Recomiendo la lectura del reportaje en su edición en español, cuyo enlace pongo al final.

Lo cierto es que todo esto ha respondido a una combinación de algoritmos traducida en las instrucciones seguidas para tener garantizado el estado de cosas en el que nos encontramos. Al fondo hay una serie de programas que configuran el “software” de los futuros procesos electorales. Y este “big data” goza ya de autonomía. En otras palabras, y suponiendo que aún se pueda introducir la meta a la que se quiere llegar, los medios para obtenerla vienen dados por unos ingenieros cuyas neuronas son bits interrelacionados capaces de gobernar el mundo si se lo proponen. Esto es ya una realidad, que ha cambiado al inquilino de la Casa Blanca y amenaza con hacer de él un polichinela de intereses que sólo algunos titulares de las mayores compañías Nasdaq conocen.

Hasta aquí lo acontecido en USA, según TIME. Mi pregunta es ¿no estaremos sin saberlo inmersos en la misma “nube” nosotros, los españoles que acabamos de ser desplazados por Marruecos como aliados estratégicos de primera línea de la todavía gran superpotencia, con permiso de la República Popular China y de Israel? Ustedes mismos.

Ángel Pérez Guerra

Si desea leer el artículo de TIME, pulse AQUÍ.
Josuhe
Josuhe
Cybernauta-Master
Cybernauta-Master

Mensajes : 335
Popularidad : 944
Reputación : 427
Fecha de inscripción : 12/09/2013

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty El fraude electoral contra Trump era para esto: La entrada de inmigrantes ilegales a EE UU llega a un tope preocupante

Mensaje por Callahan Miér Feb 17, 2021 1:27 pm

La situación en la frontera de EE.UU. recrudece con el tema de la migración. Uno que Joe Biden deberá atender en medio de concesiones y suspensión de acuerdos para la gestión de inmigrantes indocumentados.

Recientemente la policía federal en la frontera sur del país contabilizó 78000 personas que intentaron ingresar ilegalmente en enero de este año. El número es el más alto desde 2019, cuando hubo una crisis migratoria en Estados Unidos, reseñó Washington Examiner.

El tipo de inmigrante es otro punto importante. Del total de enero, alrededor de 37600 son adultos solteros, es decir, más de la mitad. El incremento fue de 119 % respecto a enero del año pasado. El portal reseña un comunicado emitido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP por sus siglas en inglés).

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Inmigrantes-a-eeuu-1024x614

Asimismo, el documento muestra otro dato: entre el 20 de marzo de 2020 y el 4 de febrero de 2021, el 38 % de todos los encuentros involucraron reincidencia o personas que han sido detenidas más de una vez.

Las razones

Troy Miller, alto funcionario de la CBP, indica que siguen trabajando en la protección de la frontera, mejorando la prosperidad económica de la nación al facilitar el comercio y los viajes legítimos. Sin embargo, lanza una advertencia. «Este no es el momento de venir».

Y es que ciertamente Estados Unidos, como el resto del mundo, se ha tenido que enfrentar a los retos de la pandemia. El desempleo ha sido uno de los puntos más importantes atendidos desde la administración anterior, sumado a paquetes de ayuda para los ciudadanos estadounidenses.

La CBP va alineada con esta realidad. El organismo apunta a que el nuevo aumento es causado por varios factores, incluidos el crimen y la inestabilidad en los países de origen, exacerbada por la pandemia y las «percepciones inexactas» de los cambios en las políticas de inmigración y seguridad fronteriza.

En los pocos días que lleva de gobierno, el presidente Joe Biden ha tomado decisiones migratorias contrarios a las de Donald Trump. Una de estas fue la suspensión del Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), otra es el freno a la construcción del muro que inició con Donal Trump y que llevaba 450 millas construidas (720 kilómetros). Las promesas que hizo en campaña habrían llamado la atención de los migrantes que buscan asilo en EEUU.

“Creemos que el nuevo presidente nos dejará pasar, Dios nos ayude”, es uno de los testimonios recogidos de la primera caravana de migrantes de 2021, que salió el viernes 15 de enero, desde San Pedro Sula, Honduras.

La preocupación de los republicanos

Estando en campaña, Biden hizo una promesa electoral sobre la migración. Dijo que haría una profunda reforma de la política migratoria llevada adelante por su antecesor Donald Trump, porque “Estados Unidos debe volver a ser una tierra de acogida para inmigrantes”.

Sin embargo, el ahora mandatario viene precedido por las políticas del gobierno de Barack Obama, de la cual fue vicepresidente. Se estima que durante su administración (2009-2017), Obama expulsó a más de 2,7 millones de inmigrantes. No solo eso, también construyó las famosas «jaulas» para niños migrantes.

Otra decisión de Biden fue la de suspender la deportación de migrantes ilegales hacia México mediante los Protocolos de Protección al Migrante. La medida tomada durante la administración de Trump establecía que los ciudadanos mexicanos o de otras nacionalidades que llegaran a EE.UU. por tierra, podían ser enviado de vuelta al país centroamericano.

Todas estas medidas merecieron la crítica de los republicanos en la Cámara de Representantes, quienes emitieron un comunicado mostrando la preocupación por sus decisiones más recientes.

«Imploramos reconsiderar los retrocesos de las políticas y centrarse en la coordinación interinstitucional en la frontera, honrar y basarse en acuerdos internacionales para la gestión de la migración irregular», se lee en parte del texto.

¡Joder! ¿Pero habéis visto el viejo fantoche que el NOM a puesto ahí? un espécimen muy  digno de toda la basura que le ha votado AD rotfl
Callahan
Callahan
Cybernauta-Gran-Master
Cybernauta-Gran-Master

Mensajes : 490
Popularidad : 836
Reputación : 202
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty CNN y NBC pagaron más de 70.000 dólares a un activista de extrema izquierda por la grabación del asalto al Capitolio

Mensaje por Sandro Lun Mar 01, 2021 6:47 pm

Si cuatro décadas después del 23-F aún permanecen borrosos buena parte de los detalles de un día en el que un golpe violento y evidente sirvió para tapar el verdadero golpe político, cuando apenas han pasado siete semanas del 6 de enero, son mínimas las certezas en torno al asalto al Capitolio de los Estados Unidos. Entre los últimos descubrimientos, se ha sabido que algunos de los grandes medios de comunicación del país pagaron –al menos– a un agitador antifa relacionado con Black Lives Matter, que viajó miles de kilómetros desde Utah a Washington para irrumpir en el edificio alentando a la multitud, y utilizaron lo que grabó desde su teléfono durante el asalto.

El violento en cuestión es John Sullivan, autodenominado activista de extrema izquierda y fundador del movimiento Insurgence USA, que asaltó el Capitolio disfrazado de seguidor de Donald Trump, al tiempo que incitaba a los manifestantes a seguirle. En su propio vídeo se le ve alentando a la multitud desde la explanada exterior al edificio hasta el momento en que Ashli Babbitt murió por el disparo de un policía mientras intentaba atravesar una ventana que comunica un pasillo con la oficina de Nancy Pelosi.

En defensa de su cliente, para el abogado Steven Kiersh "no se considera que Insurgence USA haya estado involucrado en ninguna actividad criminal". Como pruebas presentó varias facturas de algunos de los principales medios de los Estados Unidos, que muestran pagos de decenas de miles de dólares efectuados en los días posteriores al asalto. 35.000 de CNN, por el uso de una licencia de vídeo desde el 6 hasta el 13 de enero, 35.000 de NBC Universal Media con fecha del 27 de enero, 5.000 por "imágenes del sitio del Capitolio" para ser utilizadas en The Circus de Showtime sin fecha, y un pago de 2.375 dólares de la Australian Broadcasting Corporation con fecha del 27 de enero.

Según la fiscal federal adjunta Candice Wong, "Insurgence USA es el instrumento a través del cual Sullivan cometió los actos en cuestión. Es la razón por la que estuvo allí y de su participación criminal en los disturbios". Además, la funcionaria le calificó como "una especie de experto para los alborotadores". Por el contrario, en una entrevista en InfoWars, el propio Sullivan defendió sus actos: "Definitivamente no soy responsable de nada de lo que sucedió". También declaró voluntariamente ante el FBI y, de acuerdo con el informe, "afirmó ser un activista y periodista que grabó las protestas y disturbios, pero admitió no tener credenciales de prensa".

"¡Vamos a quemar esta mierda!"

El 6 de enero, durante el asalto al Capitolio, cuando Sullivan llegó a la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, dijo a los policías que la custodiaban que los asaltantes querían que se fueran a casa. Los agentes comenzaron a salir y miembros de la multitud se dirigieron hacia las puertas, con Sullivan gritando: "¡Vamos, tomemos esta mierda!". En el vídeo, que ha tenido difusión mundial, se puede ver a la multitud tratando de romper los cristales de la entrada y a Babbitt recibiendo un disparo letal.

Todavía en la calle, Sullivan grabó a los manifestantes empujando las barreras policiales y, conforme se acercaba al edificio, se le puede ver vociferando: "¡Vamos! ¡Esta mierda es nuestra! ¡Vamos a quemar esta mierda!". Frente a las puertas, custodiadas por las fuerzas del orden, se le escucha decir: "Tengo un cuchillo, dejadme delante", mientras el grupo rompía las ventanas y uno de los asaltantes exclamaba: "Nos están entregando el edificio", tras las invitaciones de los agentes a cruzar las vallas y su nula defensa de las escaleras y las puertas. Además, según el Departamento de Justicia, Sullivan "utilizó una silla para chocar con los oficiales e hizo constantes exhortaciones a quemar y romper cosas".

Agitador habitual

Tampoco la web del propio Sullivan hace pensar que se trate de un periodista ni mucho menos de un seguidor de Donald Trump. Por lo que se puede leer en el sitio, "Insurgence USA nació en 2020 en respuesta a la tragedia de Gorge (sic) Floyd", ya que "la falta de cuidado por la vida humana era inaceptable, así que nos propusimos acabar con la brutalidad policial. Luego nos propusimos empoderar y elevar las voces negras e indígenas".

Además, sobre acciones previas al 6 de enero, el Departamento de Justicia ha informado de que el activista se enfrenta a cargos por los disturbios acontecidos durante una protesta de Black Lives Matter que ayudó a organizar el pasado mes de junio en Provo (Utah), su ciudad natal. Poco después, en agosto, fue visto alentando a un grupo a atacar la Casa Blanca entonces habitada por Donald Trump, como recoge otro vídeo.

Fuente. Libertad Digital
Sandro
Sandro
Cybernauta-Gran-Master
Cybernauta-Gran-Master

Mensajes : 482
Popularidad : 972
Reputación : 244
Fecha de inscripción : 14/10/2013

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty El responsable del ataque al Capitolio: un seguidor del grupo radical Nación del Islam, cómo no, con problemas mentales

Mensaje por Callahan Dom Abr 04, 2021 11:18 am

Noah Green, el joven de 25 años considerado como responsable del atropello a la Policía del Capitolio del pasado viernes, se identificó previamente como seguidor del grupo radical conocido como la Nación del Islam, liderado por el polémico ministro Louis Farrakhan.

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Nacion-islam-670x377

En su web de Facebook, Green se declaró integrante de esta organización, descrita por la asociación de derechos civiles Southern Poverty Law Center (SPLC) como un “grupo de odio” distinguido por su ideología antisemita.

Ni la Nación del Islam ni el ministro Farrakhan han publicado todavía un comunicado tras el incidente, según informa el magacín Newsweek.

“Mi fe es una de las únicas cosas que ha sido capaz de llevarme a través de estos tiempos y mi fe se centra en la creencia en el Honorable Ministro Louis Farrakhan como Jesús, el Mesías, el último recordatorio divino entre nosotros”, escribió Green en su página.

Farrakhan ha sido durante mucho tiempo una figura prominente y controvertida en Estados Unidos, donde ha desempeñado un papel importante en el movimiento nacionalista negro y también organizó la famosa Marcha del Millón de Hombres en 1995 en Washington, DC.

Tras arrollar con su coche a la Policía del Capitolio, Green salió del vehículo tras el impacto con la barrera blandiendo un cuchillo, momento en el que los agentes dispararon contra él. Falleció tras ser ingresado en el hospital.

“Salió del vehículo con un cuchillo en la mano. Nuestros oficiales se enfrentaron al sospechoso. No respondió a nuestras órdenes. Comenzó a arremeter contra los agentes de la Policía del Capitolio, momento en el que dispararon contra él”, ha explicado.

Los dos policías heridos, uno de ellos por arma blanca, fueron llevados de inmediato al hospital. El agente fallecido es William Evans, quien había estado en el cuerpo los últimos 18 años.

“Este ha sido un momento extremadamente difícil para la Policía del Capitolio de Estados Unidos, después de los eventos del 6 de enero”, ha expresado Pittman, quien ha pedido a la población que mantengan en sus oraciones a Evans y a toda su familia.

Se trata del segundo policía del Capitolio que fallece en los últimos meses, después de la muerte del oficial Brian Sicknick, días después del asalto al Capitolio el 6 de enero por las heridas sufridas cuando estaba de servicio.

Alerta Digital

El asaltante del Capitolio se definió en redes sociales como simpatizante del grupo racista negro Nación del Islam

El autor del ataque se llamaba Noah Green, era afroamericano, y se había declarado seguidor de una organización que destaca por su odio a las demás razas

https://www.elmundo.es/internacional/2021/04/03/60689b77fdddff344f8b45bb.html

EEUU. Ataque al Capitolio: un asesino leal a un grupo de racistas negros

Callahan
Callahan
Cybernauta-Gran-Master
Cybernauta-Gran-Master

Mensajes : 490
Popularidad : 836
Reputación : 202
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty Caos migratorio ante la pasividad de Biden: más de 208.000 ilegales entraron en agosto en EEUU

Mensaje por ¿Sabías Que? Dom Sep 19, 2021 11:49 am

“El presidente Biden derogó todas las medidas que nuestra Administración aprobó para detener la inmigración ilegal, incluyendo la interrupción de las obras de construcción del muro fronterizo”, ha tuiteado Mike Pompeo, secretario de Estado con Donald Trump. “Ahora, la Crisis Fronteriza de Biden está fuera de control”.

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Inmigrantes-intentando-entrar-por-Texas

Y fue el pasado jueves cuando corrieron por las redes sociales las espectaculares imágenes de la marea humana tratando de cruzar el puente internacional de Del Rio, en Texas. Mexicanos, por supuesto, pero también haitianos, venezolanos, norteafricanos, hondureños, brasileños, de Surinam, Guayana y Oriente Medio. Se diría que se ha corrido la voz por todo el planeta que Estados Unidos ha abierto de par en par las puertas y que todo el mundo es bienvenido.

Los campos de detención están al máximo de su capacidad, con más de 10.000 inmigrantes ilegales acogidos en ellos, y la Policía Fronteriza informa de que solo en agosto contactaron con 208.887 extranjeros que entraron ilegalmente en el país, un aumento del 317% con respecto al mismo mes el año pasado. Y va a más.



Según fuentes del departamento de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP) citadas por el portal Breitbart, los recién llegados son en su mayoría haitianos, muchos de ellos deportados por Trump hace un año y que han estado viviendo desde entonces bajo el mismo puente internacional y han visto en la postura pasiva de Biden su oportunidad para entrar en el país. En el momento de la crisis, 3.600 personas se hallaban acampadas bajo el puente, una cifra que en solo 72 horas aumentó hasta cerca de 5.600 en cuanto empezaron a moverse hacia Estados Unidos. Es imposible conocer el número en este momento, aunque algunos observadores lo cifran entre 7.000 y 8.000 personas.

El puente de Del Río ha sido zona favorita de espera de los inmigrantes desde el momento mismo en que Joe Biden, nada más ser investido presidente, anunció la anulación de todas las medidas de la Administración Trump para controlar la inmigración ilegal. Buena parte de la población de este improvisado campamento, que recuerda al que durante años se instaló a las afueras de la ciudad francesa de Calais esperando cruzar el Canal hacia Gran Bretaña, está formada de hecho por deportados de la Administración Trump.

Según las fuentes citadas por Breitbart, la riada humana está obligando a la CBP a abandonar todos los pasos fronterizos del sector para centrarse en la inspección de los miles de vehículos que atraviesan las autopistas y a procesar la acogida de los migrantes que ya han entrado en el país.

Fuente
¿Sabías Que?
¿Sabías Que?
Cybernauta VIP
Cybernauta VIP

Mensajes : 1244
Popularidad : 2408
Reputación : 240
Fecha de inscripción : 23/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty La Administración Biden y la ‘Gran Sustitución’: la importación de votantes para que los demócratas nunca dejen el poder

Mensaje por Extranauta Miér Sep 29, 2021 8:36 pm

Tucker Carlson, quién si no, ha sido el primero en pronunciar la expresión impronunciable en una gran cadena de televisión, la Fox: “Gran Sustitución”, “the Great Replacement”. Es un concepto que se parece al Gran Reinicio en el sentido de que cuando se cita para celebrarlo, el sistema -los grandes medios, la clase política y las redes sociales- aplaude; pero si se pronuncia para denunciarlo, entonces es una absurda teoría de la conspiración que solo un facha con menos de dos dedos de frente puede creerse.

Ejemplo de lo primero lo dio el propio Joe Biden en 2015, siendo vicepresidente con Barack Obama, cuando en una intervención pública anunció que décadas antes de que acabe el siglo, según proyección de los datos del censo, la población estadounidense de origen europeo -es decir, la que ha construido el país y determinado sus instituciones- dejará de ser mayoritaria, ya para siempre. Lo único que diferencia su discurso de la denuncia de Tucker Carlson es que el entonces vicepresidente añadió: “Y eso es algo bueno”. La población de origen europeo representa ya menos de seis de cada diez ciudadanos norteamericanos (58%), y son minoría en un 13% de los condados.

¿De verdad es algo bueno? Ahora estamos viendo su política en acción: que entren todos. Al desmantelar una por una todas las medidas de Donald Trump para luchar contra la inmigración ilegal, la nueva Administración ha desencadenado un “efecto llamada” universal, alto y claro, que se ha traducido en la riada de ilegales que entra ahora por la frontera sur, por no hablar del trato preferencial -sobre los propios ciudadanos norteamericanos expatriados- que se ha dado a los supuestos ‘refugiados’ de su desastrosa aventura afgana.

La tesis de Carlson es que la crisis de Del Río, la ciudad fronteriza por donde en los últimos días ha entrado un verdadero ejército de ilegales, especialmente haitianos, no es resultado de la mera incompetencia, sino que responde a un plan mil veces anunciado. «Así que aguardando bajo el puente internacional de Del Rio esta noche está la futura mayoría electoral del Partido Demócrata”, dijo Tucker en su monólogo denuncia. “Va de eso en realidad, y esa es la razón por la que se les protege y se les deja hacer lo que quieran».

Para Carlson es tan sencillo como esto: alterar radicalmente la estructura demográfica del país para mantenerse perpetuamente en el poder con una masa de votantes que le deben todo al partido que les ha dejado entrar y que hace llover sobre ellos prestaciones sociales que pagan mayoritariamente los nativos. Como en el poema de Brecht, cambiar de pueblo cuando el pueblo no se ajusta a tus deseos de control.

En el caso de los ‘refugiados’ afganos -dos de ellos ya han violado y asesinado a una soldado en la propia base que los acogía-, el esfuerzo de asentamiento es espectacular. La podemita americana Alexandria Ocasio-Cortez, junto a Barbara Lee y varias docenas de congresistas más han hecho pública su intención de que se asienten en el país “no menos de 200.000 afganos”, y algunos más a la izquierda abogan por traer a más de 1,2 millones.

En cuanto a la riada imparable que les llega por el sur, Carlson lo define como traición a los votantes, a los que no se ha pedido opinión sobre si quieren ver sus comunidades permanente y radicalmente alteradas, y su país cambiado hasta resultar irreconocible. La actitud demócrata, ahora oficial del gobierno de Estados Unidos, es que saltarse la ley -no se les llama ‘ilegales’ por nada- tiene premio. Porque para que funcione el plan, es necesario la segunda parte, lo que allí llaman “amnistía”, es decir, el reconocimiento de la nacionalidad de los ilegales que llevan años en Estados Unidos y cuya cifra es imposible de estimar con precisión. La cifra más repetida es de 22 millones, pero esa es una cifra que puede aumentar dramáticamente en estos días de fronteras básicamente abiertas.

La explicación meramente electoralista de Carlson es obviamente cierta: dejar entrar todos los ilegales posibles es como importar votos al por mayor para los demócratas. Lo definió recientemente el senador demócrata Dick Durbin cuando dijo en declaraciones públicas: “La demografía de América no favorece al Partido Republicano. Los nuevos votantes en este país se están alejando de ellos, alejándose de Donald Trump y del credo que predican”. Pero es una explicación incompleta. Los demócratas no podrían salirse con la suya sin la inestimable colaboración de las grandes empresas e instituciones financieros.

Su interés no es difícil de entender: los recién llegados son mano de obra mucho más barata que la nacional, e incluso tienen menos inclinación a denunciar -¿sus papeles, señor?- si el patrono se toma libertades con la regulación laboral. Es el equivalente a la deslocalización salvaje de la industria, por la que empresas norteamericanas prefieren fabricar sus productos en países donde cobran una miseria y trabajan jornadas interminables, solo que sin tener que salir de América.

Uno no tiene que ser doctor en economía para entender la relación entre oferta y demanda, y cómo un repentino y masivo influjo de trabajadores deprime los salarios. El aumento salarial que ha experimentado Gran Bretaña en sectores no especializados con solo moderar su inmigración es una prueba evidente. No por nada los votantes de Trump se concentraron en los ‘blue collars’ nativos, trabajadores manuales que antes de iniciarse el tsunami migratorio podían tener un alta calidad de vida a partir de un solo sueldo y hoy constituyen la parte más castigada de la globalización.

En su día Trump puso el dedo en la llaga cuando dijo la perogrullada de que “si no tienes frontera, no tienes un país”, un modo de repetir la misma idea fija de Viktor Orbán de que Hungría está decidida a seguir siendo húngara. Porque los países no son sus ríos y montañas, no son solo o principalmente el territorio que ocupan. Es la gente que vive allí y que ha creado sus instituciones. Si cambias la gente, cambias el país.

Fuente
Extranauta
Extranauta
Cybernauta VIP
Cybernauta VIP

Mensajes : 902
Popularidad : 1584
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 25/11/2012

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty La mayoría de los votantes de Trump apoya que los estados republicanos se separen de la Unión: “Es hora de dividir el país”

Mensaje por Leónidas Dom Oct 03, 2021 9:36 am

La tensa polarización política en EE.UU. sigue en aumento. Así lo confirman los datos de una encuesta publicada este 30 de septiembre y realizada por el Centro de Políticas de la Universidad de Virginia, que ponen de relieve que la mayoría de los votantes del expresidente Donald Trump quieren que los estados republicanos (rojos, por el color distintivo de ese partido) salgan de la Unión.

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Banderas-confederadas-670x377

En concreto, el 52 % de los simpatizantes de Trump “están de acuerdo en que es hora de dividir el país, favoreciendo que los estados azules (demócratas) y los rojos se separen de la Unión”. Mientras, el 41 % de los votantes del actual inquilino de la Casa Blanca, el demócrata Joe Biden, se inclinan por la misma idea.

Por otra parte, el sondeo constató que aproximadamente 2 de cada 10 votantes, tanto de Trump como de Biden (más de 31 millones de ciudadanos estadounidenses), coinciden completamente en que “el presidente podría tomar las medidas necesarias, sin estar limitado por el Congreso o los tribunales”, con lo cual de hecho se expresan a favor de la ruptura del sistema constitucional de controles y equilibrios.

En paralelo, más de 6 de cada 10 electores de Trump o de Biden consideran que EE.UU. no es una democracia representativa, sino más bien “un sistema que es gobernado y amañado para el beneficio de los ricos”.

Las conclusiones de la encuesta se basan en las respuestas en línea a más de 300 interrogantes respecto a temas políticos, sociales y psicológicos, por parte de un total de 1.011 y 1.001 votantes de Biden y Trump, respectivamente. La recolección de respuestas fue llevada a cabo entre el 22 de julio y el 4 de agosto.

Alerta Digital

Leónidas
Leónidas
Cybernauta-Master
Cybernauta-Master

Mensajes : 373
Popularidad : 569
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 23/09/2013

Volver arriba Ir abajo

La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón" Empty Re: La revista 'Time' desvela el complot que dio la victoria a Biden: "Trump tenía razón"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.