“Franco no derrotó a una democracia, sino a una revolución y a la ‘balcanización’ del país”

Ir abajo

“Franco no derrotó a una democracia, sino a una revolución y a la ‘balcanización’ del país”

Mensaje por Memento el Jue Jun 26, 2014 6:23 am

Pío Moa, es sin duda, uno de los historiadores más controvertidos en la España de hoy. Odiado por unos, alabado por otros, los trabajos de este vigués, que se cuentan por ‘bestsellers’, no dejan indiferente a nadie. Gracias a sus años de militancia en el GRAPO que le han permitido disponer de un profundo conocimiento sobre la izquierda española, Moa, como un restaurador, ha intentado eliminar la propaganda, como si fuera la suciedad adherida por el paso del tiempo sobre una fachada, de los hechos que llevaron a la Guerra Civil, su desarrollo y sus consecuencias. Además de historiador, Pío Moa también ejerce de analista político y comenta la actualidad en diferentes medios de comunicación.

“Quienes destruyeron la legalidad republicana fue, precisamente, el Frente Popular”

Pregunta (P): Su tesis más polémica y controvertida es que la Guerra Civil no comenzó el 18 de julio de 1936 con el llamado Alzamiento Nacional sino con la Revolución de Asturias de octubre de 1934. ¿Qué razones le llevan a sostener esta tesis?

Respuesta (R): No fue una “Revolución de Asturias”, sino que fue planteada como guerra civil explícitamente por el PSOE, e indirectamente por la Esquerra Republicana de Cataluña. Hubo muertos y destrucciones en 26 provincias. En Asturias fue donde tuvo carácter de auténtica guerra durante dos semanas. En el resto del país fue dominada con bastante facilidad, ante todo porque la población se mantuvo, muy mayoritariamente, al lado de la legalidad. En el movimiento colaboraron, además, los anarquistas, salvo en Cataluña, y los comunistas, mientras que los republicanos de izquierda lo apoyaron rompiendo públicamente con el gobierno de derecha. El cual, frente al asalto general de las izquierdas y separatistas catalanes, defendió y mantuvo la legalidad republicana, pese a que le había sido impuesta sin consenso. Naturalmente, al ser derrotada, la insurrección pudo quedar como un hecho aislado y sin posteriores consecuencias. Pero no fue así. Las izquierdas, en general, mantuvieron una política muy radical, y después de las elecciones fraudulentas del 16 de febrero de 1936, desataron un proceso revolucionario muy violento que acabó de destruir la legalidad. Ante ello, las derechas que había defendido en 1934 la república, debieron optar por aceptar pasivamente su propia liquidación, o rebelarse. Finalmente se rebelaron, en muy malas condiciones iniciales. Por eso en 18 de julio de 1936 lo que ocurrió en verdad fue una reanudación de la guerra civil intentada, y en Asturias lograda momentáneamente, por las izquierdas. Como dijo Gerald Brenan, la revolución del 34 fue la primera batalla de la guerra civil. Debe entenderse que en todas las sociedades existen intereses, ideas, aspiraciones y sentimientos muy distintos, y que el único modo de mantener un equilibrio entre ellos, de modo que no degeneren en conflictos violentos, es la ley. Lo que ocurrió en octubre de 1934 fue un asalto general a la ley, a la república del 14 de abril, y lo que ocurrió en las elecciones de 1936 y a continuación, fue la destrucción sistemática de la ley republicana por el Frente Popular. Que a este se le siga llamando “republicano” no deja de ser un sarcasmo.

P: La mayoría de los historiadores, en gran número simpatizantes con la II República, afirman que el bando nacional ganó la contienda por la ayuda de potencias extranjeras, especialmente Alemania e Italia. Sin embargo, son pocas las voces las que encuentran la derrota republicana en la división política que sufrían y en las brutales purgas internas que realizaron. ¿Cuál es su opinión a este respecto?

R: Las ayudas materiales a Franco y al Frente Popular estuvieron más o menos equilibradas, aunque Franco las obtuvo con mucho menos dinero, ya que la corrupción en la adquisición de armas en el bando izquierdista-separatista fue enorme. Los dos bandos se enfrentaron a un problema crucial: se componían de fuerzas políticas heterogéneas y debían mantener un orden y disciplina necesarios para no ser derrotados. Franco lo hizo muy bien y sus contrarios muy mal. De hecho, fueron los comunistas los únicos que mantuvieron una cohesión interna suficiente para mantener la guerra casi tres años, y para ello les fue necesario perseguir sangrientamente a varios de sus teóricos aliados, como los anarquistas o el Partido Obrero de Unificación Marxista, y a intimidar al resto. Los comunistas eran los únicos que tenían una verdadera estrategia política y militar a largo plazo, eran los únicos serios y disciplinados. Sin ellos y la ayuda de Stalin, los nacionales habrían vencido en cinco o seis meses.
avatar
Memento
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 114
Puntos : 156
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Volver arriba Ir abajo

“Londres y París vieron el peligro revolucionario en España y trataron de aislar el conflicto”

Mensaje por Memento el Jue Jun 26, 2014 6:25 am

P: ¿Qué buscaba realmente Iósif Stalin apoyando al Frente Popular?

R: Stalin trataba, ante todo, de involucrar a Francia e Inglaterra en la guerra de España para que apoyaran al bando “democrático”. Estaba seguro, como mucha otra gente, de que se aproximaba una nueva “guerra imperialista” y trataba por todos los medios de que no estallase entre Alemania y la URSS, sino entre Alemania y las democracias. De este modo, él quedaría finalmente como árbitro de una Europa en ruinas, por donde se extendería la revolución. La guerra de España le dio una magnífica oportunidad, y por eso se comprometió a fondo, a pesar de los riesgos y las dificultades, para que durase lo más posible y comprometiese más y más la estabilidad en Europa occidental. Pero Londres y, en menor medida París, vieron el peligro revolucionario en España y trataron de aislar el conflicto, por lo que la estrategia soviética falló. No debe olvidarse que Stalin envió a España muchas de sus mejores armas, comparables o superiores a las alemanas, y a excelentes asesores militares, como lo demostrarían en la II Guerra Mundial. Finalmente, la guerra “imperialista” estalló solo cinco meses después de la de España, tras el Pacto entre Hitler y Stalin, y precisamente por donde este había deseado.

P: La influencia de la masonería en el bando republicano es más que evidente. Partidos como, por ejemplo, Esquerra Republicana de Cataluña estaban copados por ‘hijos de la viuda’. ¿Cuál fue la influencia real de la masonería en el inicio y durante el transcurso de la Guerra Civil? ¿Siguen disfrutando los masones de ese poder entre la izquierda?

R: La masonería tuvo mucha influencia en las izquierdas republicanas y considerable en el PSOE. Pero esa influencia fue disminuyendo conforme se acercaba la guerra, y en ella fue ya mínima. Los comunistas, salvo excepciones, no eran masones y además los perseguían en la URSS. Dado que muchos creen que Francia e Inglaterra están gobernadas por masones, cosa exagerada, las dos potencias debían haber ayudado al Frente Popular. Pero quien le ayudó fue sobre todo la URSS, donde la masonería estaba ilegalizada. Hoy, creo que los masones en España son pocos, aunque algunos estén bien situados. Existen corrientes de opinión muy extendidas que coinciden en mayor o menor medida con la masonería, pero que no son masónicas. Azaña, en su tiempo se hizo masón por conveniencia política, pero despreciaba sus rituales y no volvió a pisar una logia, que se sepa. Sin embargo, su política general, antes y después de iniciarse, podría considerarse próxima a la que propugnarían los masones o algunos de ellos.
avatar
Memento
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 114
Puntos : 156
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Volver arriba Ir abajo

“La izquierda no ha aprendido nada de la Guerra Civil”

Mensaje por Memento el Jue Jun 26, 2014 6:25 am

P: ¿En qué medida es la izquierda actual heredera de los planteamientos sostenidos por el Partido Comunista, el PSOE o ERC durante la Guerra Civil?

R: En muy amplia medida. Por desgracia, estos partidos no han aprendido nada de la experiencia histórica. Ya cuando llegó la transición preconizaban la “ruptura democrática”, rechazando por completo al franquismo para enlazar con el Frente Popular, en nombre de la democracia. Pero ninguno de los componentes del Frente Popular era demócrata. Era una combinación de izquierdistas totalitarios, golpistas y separatistas. Y, desde luego, el franquismo no tuvo oposición real democrática. La oposición fueron esencialmente comunistas y terroristas, no había otros presos políticos, descartando alguna excepción. Como sabemos, la ruptura fue derrotada en el referéndum de diciembre de 1976, por una mayoría aplastante. No obstante, Suárez no aprovechó esa victoria, sino que hizo a continuación toda suerte de concesiones innecesarias a aquellos partidos, entonces muy débiles, que se identificaban con el Frente Popular. Suárez era, entre otras cosas, un gran ignorante de la historia, y ya decía Cicerón que quien ignora lo que pasó antes de su nacimiento siempre se parecerá a un niño. Aunque aquí hubo más que infantilismo. Y finalmente la ruptura se ha impuesto con Zapatero por medio de la ley de memoria histórica. Esta ley deslegitima a la monarquía y a la democracia, que vienen evidentemente del franquismo y no del Frente Popular. Hoy, las instituciones están en el aire. Observe que todas las amenazas a la democracia han venido de los sedicentes antifranquistas: las oleadas de corrupción, la “muerte de Montesquieu”, el separatismo, el terrorismo y la colaboración con él, como la transformación del Pacto Antiterrorista en Pacto con los Terroristas.

P: En su último libro de carácter autobiográfico titulado No vine para quedarme, el ex-director de La Noche de esRadio, César Vidal, le tacha poco menos que de “apologista” del régimen franquista y de haber atizado en su contra al “extremismo católico”. ¿Qué defiende y qué critíca Ud. del franquismo como bando vencedor de la Guerra Civil española? ¿Qué motivos cree que han llevado a Vidal a realizar tales afirmaciones?

R: En César Vidal me sorprende el contraste entre sus pretensiones moralizantes y su ruindad personal. Tuve varios debates con él en Libertad Digital, de los que salió bastante mal parado, y eso le ha provocado un rencor inextinguible. Por otra parte, a él le han llamado neofranquista y homófobo, y parece que quiere cargarme a mí el sambenito. Cada vez me parece más un pobre hombre, aunque ha escrito varios libros bastante acertado y oportunos. En cuanto a mí, no defiendo el franquismo, sino la verdad histórica en cuanto esta nos sea accesible. Y la verdad evidente es que Franco no derrotó a una democracia, sino a una revolución y a un proceso de balcanización de España; que libró al país de la II Guerra Mundial; que impidió una nueva guerra civil al derrotar al maquis; que, en fin, dejó un país próspero, alfabetizado y muy mayoritariamente reconciliado, gracias al cual ha sido posible una democracia no convulsa como la de la república, amenazada precisamente por los antifranquistas, como digo. Estos son hechos, no opiniones. En cuanto a la represión de posguerra de que le acusan, se ejerció sobre todo contra chekistas y similares, abandonados por sus jefes, que huyeron llevándose ingentes tesoros robados a todo el mundo. También cayeron seguramente inocentes, pero observen que la ley de memoria histórica los rebaja a la misma categoría que los asesinos, y ensalza a estos como inocentes: todos “víctimas del franquismo”. Lo que quiere decir que los de la memoria histórica se identifican, precisamente, con los asesinos. Lo de las “víctimas del franquismo” ha dado lugar a un verdadero negocio subvencionado desde el poder, como en los regímenes totalitarios, a cargo de auténticas bandas de timadores.
avatar
Memento
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 114
Puntos : 156
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Volver arriba Ir abajo

“Yo me acerco mucho más a la verdad histórica que historiadores como Alberto Reig”

Mensaje por Memento el Jue Jun 26, 2014 6:26 am

P: Además del traslado de más de 500 toneladas de las reservas de oro del Banco de España a Moscú como depósito para la compra de armas soviéticas, Ud. ha acusado a diferentes dirigentes republicanos de haberse llevado ingentes tesoros robados a los españoles. ¿Quiénes fueron esos saqueadores?

R: El envío del oro a Moscú fue una medida ilegal que puso al Frente Popular en completa dependencia de la URSS. Otra parte de las armas fue comprada directamente por agentes del Frente Popular en Polonia y otros países, en medio de una enorme corrupción. El flujo de armas para los nacionales y las izquierdas fue similar, pero las izquierdas gastaron mucho más. En cuanto a los tesoros robados por socialistas, separatistas y republicanos de izquierda, fueron denunciados por los propios comunistas y hay mil testimonios de Alcalá-Zamora, García Oliver y muchos más, como expongo en Los mitos de la Guerra Civil. Una parte de esos tesoros fue llevada a México por Negrín en el yate “Vita”, y en México se los birló otro socialista, Prieto. El intercambio de cartas entre los dos líderes, que reproduzco en el libro citado, es sumamente revelador. Resulta que los tesoros robados en museos, iglesias, cajas de seguridad de los bancos y hasta en los montes de piedad, no fueron una medida de última hora, sino que desde prácticamente el comienzo de la guerra Negrín y los suyos fueron haciendo acopio de bienes por toda la zona izquierdista. Como dice el mismo Negrín, eran hombres “previsores”.

P: Ud. es el único historiador en Europa al que sus enemigos en el campo de la historiografía la han dedicado un libro llamado Anti-Moa, repleto de ataques ‘ad hominem’ y contra las tesis que defiende sobre las causas que provocaron la Guerra Civil.

R: Yo estoy muy agradecido a esos ataques, que me han divertido mucho. No plantean un debate intelectual medianamente serio, lo que me reafirma en la convicción de que yo me acerco a la verdad histórica mucho más que esos historiadores. Respondí al Anti-Moa con una serie de 15 artículos en Libertad Digital, por si alguno quiere verlos. Es un libro pintoresco y a su manera gracioso. No puedo quejarme, realmente.

http://www.valuaria.com/24/06/2014/franco-no-derroto-a-una-democracia-sino-a-una-revolucion-y-a-la-balcanizacion-del-pais/

TAMBIÉN:
'Franco fue uno de los mejores estadistas que ha dado España'
avatar
Memento
CybernautaNotable
CybernautaNotable

Mensajes : 114
Puntos : 156
Fecha de inscripción : 13/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: “Franco no derrotó a una democracia, sino a una revolución y a la ‘balcanización’ del país”

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.