CYBERNAUTAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Próxima Centauri, el planeta habitable

Ir abajo

Próxima Centauri, el planeta habitable Empty Próxima Centauri, el planeta habitable

Mensaje por Ciencianauta Dom Nov 06, 2016 12:25 pm

Situado a cuatro años luz de la tierra es la mejor opción descubierta hasta el momento de un lugar habitable por las excelentes condiciones que presenta para que exista agua

La comunidad científica continúa debatiendo sobre el hallazgo de un planeta gemelo de la Tierra. El pasado mes de agosto fue anunciado el descubrimiento de un planeta muy parecido a la Tierra en órbita alrededor de la estrella Próxima Centauri, que es la más cercana al Sistema Solar. Un equipo internacional de astrónomos, liderado por el español Guillem Anglada-Escudé (Universidad de Queen Mary de Londres), sorprendió al mundo al dar a conocer la conclusiones de un estudio que indica que podríamos estar en presencia de un planeta potencialmente habitable a unos 4 años/luz de la Tierra. Tomando en cuenta la inmensidad del Universo se puede decir que «prácticamente se encuentra a un tiro de piedra galáctico».

Es muy emocionante, porque luego de haber sido realizadas más de 10000 simulaciones con sofisticados modelos informáticos, en algunos casos, se obtienen resultados que indican la posibilidad de que se trate de un «planeta oceánico» con probabilidades de albergar formas de vida. A estas interesantes conclusiones llegaron los investigadores franceses del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS).

El planeta de un tamaño muy similar al de la Tierra, se encuentra dentro de la conocida «zona de habitabilidad» entorno a una estrella más pequeña que nuestro Sol. En un futuro lejano, este exoplaneta que ha sido bautizado Próxima b, será el destino de misiones robóticas, para verificar si es un planeta de tipo rocoso (formado por rocas y minerales), con una temperatura adecuada para la vida (0 - 70 ºC) que permita la existencia agua líquida en su superficie, y si cuenta con una atmósfera cuya composición sea favorable al florecimiento de la vida. Por sus características, es un hecho, que se convertirá en el planeta extra solar más estudiado, con la ayuda de una nueva generación de telescopios espaciales y terrestres. En 2018, está previsto que entre en órbita el Telescopio Espacial James Web, con el que se podrá avanzar mucho en la observación de «nuevos mundos». Sus instrumentos podrán afinar en el análisis de la composición de la atmósfera de Próxima b, en busca de indicios de la existencia de los precursores de la vida; oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano, entre otros.


En opinión del astrobiólogo Carlos Briones, científico titular del CSIC, el descubrimiento de Próxima b es una noticia muy relevante, ya que se trata del planeta extrasolar más similar a la Tierra de todos los hallados hasta ahora, y además está orbitando en torno a la estrella más cercana al Sol: Próxima Centauri. Hay que destacar, que nueve de los coautores del artículo publicado en la revista Nature, incluyendo el director del estudio, son españoles, lo que nos habla del talento de nuestros científicos, tanto los que trabajan aquí como los que triunfan en instituciones extranjeras.

Como Próxima Centauri es una estrella enana roja (más pequeña que nuestro Sol) y mucho más fría, a esa distancia Próxima b tiene una temperatura moderada que permitiría la presencia de agua líquida en su superficie. No obstante, hay que esperar para saber si el planeta tiene atmósfera y un campo magnético capaz de apantallar la enorme cantidad de radiación que llega desde su estrella. Ciertamente, aún queda mucho que investigar durante los próximos años sobre el fascinante planeta Próxima b.

Carlos Briones, es autor del libro «Orígenes: El Universo, la vida, los humanos» y actualmente dirige un grupo que investiga sobre el origen y la evolución de la vida, la genética de virus y el desarrollo de biosensores, en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA, asociado al NASA Astrobiology Institute).

Por su parte, Juan Carlos Morales, astrónomo del proyecto Carmenes (Calar Alto, Almería) explica que el artículo publicado en Nature, es fruto de un trabajo muy metódico, comparando variables astronómicas muy complejas, a lo largo de varios años de investigación, con la consecuente verificación final. Es importante destacar, que catorce de los coautores del estudio son científicos-investigadores pertenecientes al proyecto Carmenes –enfatiza Morales-
Ciencianauta
Ciencianauta
Cybernauta VIP
Cybernauta VIP

Mensajes : 733
Popularidad : 2087
Reputación : 260
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Próxima Centauri, el planeta habitable Empty El extraterrestre de Próxima Centauri: La curiosa historia de Elizabeth Klarer

Mensaje por Fox.W.M. Lun Nov 07, 2016 8:21 pm

Elizabeth Klarer escribió un libro no muy conocido. En él narró su relación con un extraterrestre que decía provenir de un planeta rocoso en el sistema Próxima Centauri.

Casual o no, hace unos días se conocía la historia del descubrimiento de un planeta que no solo podría sustentar vida, sino que además se ubica en Próxima Centaury, un sistema “vecino” al que compartimos (usted y yo al menos, ya veremos que pasa en Europa, Encelado y Titán).

Mientras tanto, es interesante encontrarse con la historia de Klarer (1910-1994) quien fue autora de una autobiografía que dio bastante que hablar en el mundo ufológico. En esta relata sus experiencias con un supuesto extraterrestre al que llamaba Akon con el que habría, además engendrado un hijo. Según este personaje, los humanos y su propia especie (en rigor humanos también) provenimos del pasado remoto y habitable del planeta Venus.

La civilización original habría migrado ante el cambio de las condiciones planetarias (que incluyen unas muy desagradables lluvias de ácido sulfúrico más allá de la temperatura imposible). Parte hacia Tierra y Marte y parte hacia “Meton”, un planeta como el nuestro con la diferencia de que no existen continentes sino una enorme cantidad de islas repartidas en sus vastos océanos.

Pero la historia comienza con dos niños viendo un disco volador. Elizabeth y su hermano ya habían narrado ver esto en su infancia pero no fue hasta 1956 que se produjo el primer contacto. Klarer, entre tanto, había estudiado meteorología en Cambridge, Inglaterra. Se casó y tuvo tres hijos y (siempre según sus afirmaciones) investigó el fenómeno OVNI para el gobierno de Sudáfrica en los convulsos años de la Segunda Guerra Mundial.

Ese primer contacto se produjo en una colina cercana a la casa de su familia, donde había acudido tras la muerte de su hermano. Resumiendo los hechos, divisó un objeto descendiendo, por lo que decidió acercarse, momento en el que conoce a Akon, su futuro amante cósmico. Allí supo sobre la historia de Venus y cómo sus habitantes originales habían decidido “sembrar vida” en varios puntos cercanos de la galaxia, también que “Meton” significaba para sus nativos más una “firma energética” que un nombre propiamente dicho.

Klarer narra en su autobiografía: “Por encima de las nubes, dos naves espaciales se cernían en el cielo claro. La nave de Akon bajó un poco y supe que habíamos encontrado el uno al otro. Esto me llevó a una estrecha comunicación en un vínculo de afinidad y amor con Akon, quien me avisó de su presencia física y transmitió mucha información acerca de su modo de vida, de dónde venía y la gran civilización de su pueblo. Cuando llegó el momento, salí a las montañas para encontrarlo, lejos de las ciudades y la contaminación de la gente de la Tierra, distante de la bella y misteriosa Drakensberg donde nací en el año del cometa Halley. (…) Fue en este momento que llegó la nave espacial, y percibí su proximidad como grandes nubes navegando con el viento del este a través del cielo, tajante contra el azul, usaban las nubes como camuflaje. (…) Vi un destello de luz en el cielo y luego otro cerca del contorno de una nube. La gran nave espacial apareció entonces, flotando por debajo. Se movió rápidamente hacia la cima de la colina, deslizándose con gracia y sin hacer ruido por el aire para flotar de nuevo, a unos cientos de metros por encima y al sur de la colina. Luego se movió lentamente hasta permanecer alrededor de un metro del suelo.

Un zumbido punzante llenó el aire e hizo que mis tímpanos se sintieran a punto de estallar causa del desplazamiento repentino de aire. Su casco circular era -por lo menos- de 18 metros de diámetro, con una cúpula redondeada en el centro y tres grandes ojos de buey de cara a mí, a través de los cuales podía ver a un hombre de pie, mirando a mí.
Miré de nuevo hacia él sin pestañear. Se quedó con los brazos cruzados sobre el pecho, mirándome con algo irresistible e hipnótico en sus ojos que parecía influir y controlarme, incluso a esa distancia. En shock, me di cuenta que me había olvidado por completo mi formación y capacidad de observación y fue con gran fuerza de voluntad que quité la mirada de sus ojos. Estudié su cara, la más maravillosa que había visto. Nunca me sentí en tal estado de afinidad y amor”.

UN VENUS HABITABLE

No es una teoría muy conocida, pero se supone que Venus pudo ser habitable hace muchísimo tiempo, tanto como 700 millones de años atrás. La NASA de hecho plantea: “Un equipo de investigadores de la NASA, la Universidad de Uppsala, Universidad de Columbia y el Instituto de Ciencia Planetaria ha creado una serie de simulaciones de condiciones de Venus en miles de millones de años utilizando modelos climáticos de la Tierra y ha encontrado algunos puntos que sugieren que el planeta puede haber sido capaz de albergar vida. El equipo encontró que una simulación resultó en un planeta con temperaturas lo suficientemente bajas como para apoyar la vida con agua y nubes, incluso ocasionales nevadas, lo que persistió hasta hace 715 millones de años, momento en que la vida ya estaba presente en la Tierra”.

Al respecto Elizabeth “falla” al decir que esto habría sucedido hace 65 millones de años en el pasado, pero no dejan de ser interesantes todas las correlaciones entre las teorías y hallazgos y el libro de una señora que, debemos decirlo, pasó sin pena ni gloria entre muchos otros editados en su época.

Al respecto, la autobiografía refiere: “Akon dijo: “La cuna de la humanidad, Venus, quedó privado de la vida después del ciclo de expansión solar del Pleistoceno. Sus vastos mares cálidos que nutrían nuestro comienzo se secaron. Pero su gloria todavía permanece como una realidad en el espectro electromagnético, perfeccionado por su progenie, que se vio obligada a moverse de su superficie protectora hacia los confines del espacio para propagar la especie en la superficie de un planeta alienígena llamado Tierra, donde nos adaptamos a un tiempo diferente, a la velocidad en un planeta más joven”.

Pero esto no es todo, Akon también incursionó en la luz como la clave fundamental del universo:

“Las fuerzas de la mente, la fuerza espiritual , el alma y los pensamientos están hechos de diferentes velocidades en la longitud de onda de la luz , o partículas subatómicas. La electricidad es partículas de luz mientras que el sonido y el color son perceptibles cuando estas partículas toman diferentes velocidades , y cuando son detenidos generan calor . La luz es un tipo de energía inteligente en la que se puede pensar como la existencia y la sustancia . A su vez, el patrón de las partículas subatómicas de luz cambia con el cambio de pensamientos, sobre todo cuando uno alcanza la fórmula de la vibración armónica de la luz. La clave de toda la vida y el Universo se encuentra en la interacción armónica de la luz. La fórmula matemática para todo tipo de transporte se encuentra en las frecuencias vibratorias de la luz armónica, con olas de anti-gravedad y ondas de tiempo, que son simplemente el índice de frecuencia entre cada pulso de la espiral de luz .

LAS FOTOS DE KLARER

Discutidas, escrutadas, descartadas y aprobadas, las fotos de Klarer de uno de los objetos voladores de Akon dieron y siguen dando qué hablar. Muchos se preguntaron (con razón) porqué no había sacado fotografías dentro de una nave pero la respuesta quedó en el limbo del tiempo y los entredichos. Queda el material, que vemos en éste artículo.


COINCIDENCIAS PARA UNA HISTORIA CURIOSA

La vida de Elizabeth Klarer tiene varios puntos de interés. Según dicen, en 1983 presentó un trabajo sobre los “secretos de la luz” a la Cámara de Lores de Inglaterra y hay quienes aseguran que dicho escrito llegó a las Naciones Unidas. Sin embargo, lo destacable es que esta historia, una entre miles relacionadas a “amoríos interestelares”, viene a recobrar vigencia gracias al descubrimiento de un planeta posiblemente habitable en el mismo sistema del que Akon decía haber llegado.

Si se preguntan que sucedió con el niño, Klarer narra que fue perseguida durante su embarazo por varios servicios de inteligencia, por lo que Akon decidió llevarle a Metón durante cuatro meses en los que ella dio a luz y alcanzó a conocer a su hijo espacial, Ayling. “Debido a que las vibraciones del campo magnético son diferentes en Metón, su corazón fue incapaz de adaptarse a las nuevas presiones, y se vio obligada a regresar a la Tierra”. Sin embargo, el supuesto contacto se mantendría hasta su muerte en 1994, por medio de imágenes holográficas.

Se pueda pensar en la posibilidad de que sea cierto, o no, Klarer mantuvo su historia hasta el último de sus días; mucho antes de que la astronomía confirmase la existencia de una roca cercana que luce apeteciblemente habitable.

¿Qué te ha parecido?
Fox.W.M.
Fox.W.M.
Cybernauta-Master
Cybernauta-Master

Mensajes : 399
Popularidad : 945
Reputación : 176
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Próxima Centauri, el planeta habitable Empty Detectan la señal de lo que podría ser un planeta habitable en Alfa Centauri

Mensaje por Fox.W.M. Vie Feb 12, 2021 12:12 pm

Un nuevo estudio publicado en 'Nature Communications' abre la posibilidad a la búsqueda de planetas similares a la Tierra en Alfa Centauri, el sistema estelar más próximo a nuestro Sol.

Alfa Centauri es el sistema estelar más cercano a nuestro Sol. Está compuesto de tres estrellas. Por un lado, Alfa Centauri A y B y, en tercer lugar, Alfa Centauri C, una enana roja que órbita alrededor de las otras dos. Pues bien, en 2016 los científicos descubrieron un planeta de un tamaño similar a la Tierra que rodeaba Próxima Centauri, como también se conoce a Alfa Centauri C. El planeta en cuestión, bautizado como Próxima B, se encontraba en lo que denomina zona de habitabilidad, es decir, a una distancia suficiente de su estrella para que pueda existir agua líquida.

Sin embargo, al margen de estar bien situado, el hecho de que Próxima Centauri sea una enana roja genera escepticismo a los astrónomos. Las enanas rojas son las estrellas más comunes de la Vía Láctea y, debido a su tamaño, su zona de habitabilidad es más reducida que la de otras estrellas de mayor tamaño. Esto provoca que los planetas que se encuentran en ella, solo muestren una cara, algo parecido a lo que le sucede con la Luna, nuestro satélite. Pero no son los únicos problemas que una enana roja puede causar a sus planetas, ya que su inestabilidad provoca tremendas y constantes llamaradas, por lo que una atmósfera cercana no podría aguantar mucho tiempo esta situación.

Sí son más parecidas a nuestro Sol las estrellas que orbita Próxima Centauri, estas son Alfa Centauri A y B, que orbitan juntas un mismo centro de masa. Pues bien, una nueva investigación publicada en la revista Nature Communications, señala que Alfa Centauri A podría tener su propio planeta dentro de su zona habitable.

El estudio corresponde al proyecto Near Earths in the Alpha Cen Region (NEAR), liderado por el Observatorio Europeo Austral (ESO) Y Breakthrough Watch, centrado en la búsqueda de exoplanetas con características similares a la Tierra. El objetivo era rastrear las zonas de habitabilidad de Alfa Centauri A y B, para lo que se han servido del Very Large Telescope, un sistema de cuatro telescopios del Observatorio Paranal, localizado sobre el cerro de mismo nombre, en una montaña de 2635 metros en el desierto de Atacama.

Han detectado una señal que podría corresponderse con un planeta del tamaño aproximado de Neptuno orbitando alrededor de Alfa Centauri A

Gracias a los datos recopilados por NEAR durante los meses de mayo y junio de 2019, los investigadores han podido rastrear la huella térmica de la zona de habitabilidad de Alfa Centauri A, donde han encontrado una señal que podría corresponderse con un planeta del tamaño aproximado de Neptuno orbitando a una distancia de entre 1 y 2 unidades astronómicas, es decir en un rango de entre unos 150 y 300 millones de kilómetros. No obstante, todavía no han podido confirmar que, efectivamente, se trate de un planeta.

“Si bien la detección cumple con todos los criterios de cómo se vería un planeta, las explicaciones alternativas, como el polvo que orbita dentro de la zona habitable o simplemente un artefacto instrumental de origen desconocido, tienen que ser descartado”, explica Kevin Wagner, uno de los responsables del estudio. Explica además que la verificación de si se trata de un planeta o no tendrá que esperar y requerirá “del ingenio de la comunidad científca”.

Comparan su hallazgo con algo parecido a una pista obtenida en el popular juego de mesa Cluedo, por lo que ahora toca investigar de forma más detallada. Esperan también que el rastro detectado anime a otros astrónomos a estudiar con más detalle el sistema de Alfa Centauri, nuestro bario vecino en el espacio. Entre otras cosas porque, de confirmarse que efectivamente existe un planeta potencialmente habitable, puede que no sea el único.

Y vosotros que pensáis ¿Habrá vida allí?
Fox.W.M.
Fox.W.M.
Cybernauta-Master
Cybernauta-Master

Mensajes : 399
Popularidad : 945
Reputación : 176
Fecha de inscripción : 05/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Próxima Centauri, el planeta habitable Empty Re: Próxima Centauri, el planeta habitable

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.